CONACYT presenta ventiladores desarrollados en México

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), en coordinación con el sector salud del gobierno del país y algunas empresas y universidades, desarrolla dos ventiladores que serán una alternativa ante el combate del COVID-19.


CONACYT presenta ventiladores desarrollados en México

Los ventiladores de tecnología mexicana son resultado de la colaboración de las y los científicos, investigadores y empresas para alcanzar este objetivo prioritario y fundamental para combatir la pandemia de COVID-19.

El ventilador Ehécath 4T, fue diseñado y fabricado por el CIDESI del CONACYT, tiene la patente del estado mexicano; mientras que el modelo Gätsi es el resultado del esfuerzo conjunto entre la empresa Dydetec, el CONACYT y el CIDESI (resultado de la articulación virtuosa entre el gobierno de México y la Iniciativa privada).

Los ventiladores superaron las pruebas de calidad y seguridad biomédica. Con este paso, México dejará de adquirir estos dispositivos en el extranjero e iniciará la producción de 1 000 unidades de ventiladores invasivos.

Los ventiladores presentados por el CONACYT son más económicos que los modelos importados.

La titular del CONACYT, María Elena Álvarez-Buylla Roces, dice que es un avance significativo para alcanzar la soberanía científica e independencia tecnológica, y que ambos equipos son de alta especialidad, comparten un alto grado de seguridad biomédica, sensores de control, ventilación controlada por presión y volumen, y fácil limpieza, y cita: “se trata del nacimiento de una industria nacional para salvar vidas”.

La titular explicó que los ventiladores fueron diseñados y fabricados en tiempo récord, en tan solo cinco meses, y aclaró que, normalmente, este proceso llevaría entre tres y cinco años.

Aseguró la titular que, tras el mandato presidencial de producir ventiladores 100 % mexicanos para apoyar a la Secretaría de Salud, el Consejo convocó a la comunidad científica para presentar proyectos de desarrollo de estos dispositivos. Explicó que el CIDESI, uno de los Centros Públicos de Investigación del CONACYT, propuso el modelo Ehécatl 4T, de tipo invasivo y adecuado para pacientes adultos; mientras que la empresa mexicana Dydetec ya contaba con un prototipo con un nivel avanzado de maduración tecnológica, el cual se convirtió en el modelo Gätsi, idóneo para uso pediátrico y en adultos.

 

También señala Álvarez-Buylla, que tanto Ehécatl 4T como Gätsi superaron múltiples pruebas de calidad y seguridad sanitaria, que incluyeron ensayos en pulmón artificial y en sistemas vivos, así como pruebas pre-clínicas, entre muchos otros pasos previos a su escalamiento industrial y fabricación en serie. Aclaró que serán fabricadas 500 unidades por cada modelo de ventilador, sumando 1 000 unidades en total. También explicó que el costo de fabricación de estos dispositivos médicos es entre 60 % y 70 % menor, en comparación con los precios que rigen en el mercado internacional.

 

Más adelante, mostró un video explicativo sobre el proceso de fabricación de los ventiladores 100 % mexicanos y aprovechó para agradecer de manera reiterada la participación intersectorial e interinstitucional que hizo posible esta hazaña, resultado de la cooperación de la Secretaría de Salud,  la Cofepris,  el INER, el INSABI, el CENAPRECE, el CENETEC y el Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”, así como de las Secretarías de Relaciones Exteriores, Economía y de la Defensa Nacional.

 

La directora de CONACYT citó la destacada colaboración del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial, el CIDESI, además de otros Centros Públicos de Investigación del Conacyt, como CIO, CIATEJ, CIMAV y COMIMSA. También reconoció el trabajo logrado por las empresas que estuvieron dispuestas a colaborar, sin fines de lucro, como Dydetec, Safran y Prettl, además de la Universidad de Guadalajara.

 

Álvarez-Buylla reconoció que en el país hay mucho talento científico y tecnológico y anunció la puesta en marcha del Ecosistema Nacional de Innovación Abierta, que permitirá impulsar la soberanía científica y la independencia tecnológica de México.

 

 

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar