Los nuevos usuarios de la movilidad en la “nueva normalidad”

Por Verónica Rubio, directora de Desarrollo en Cabify México

 

Junto con la nueva forma de vida que está siendo marcada por la pandemia del COVID-19, también ha cambiado la percepción de la gente al momento de volver a realizar las actividades que tenían después del brote.

 

Trafic

 

América Latina se ha convertido en un epicentro de la enfermedad; sin embargo, las medidas de salud implementadas por los gobiernos de la región han permitido que muchas personas regresen a algunas actividades que ayuden a la reactivación económica, brindando cierto optimismo hacia el futuro inmediato.

 

Dentro de este panorama, e incluso, durante el tiempo de contingencia, en México quedó de manifiesto que la industria de la movilidad es un servicio esencial, ya que está inmersa en la gran mayoría de las actividades necesarias para retomar el curso económico y social de una ciudad. Desde el traslado de personas, hasta los servicios de entregas y envíos a domicilio, la movilidad siempre estuvo presente.

 

Casi todos utilizan uno o más medios de transporte (público, privado o propio) para llevar a cabo sus planes de cada día. Y, de entre todo ese amplio espectro de personas, se ha generado un fenómeno de segmentación entre los usuarios de la movilidad tras la pandemia, el cual está basado en la forma en que hoy conciben la nueva realidad y cómo desplazarse en ella.

 

Esta división resulta en tres tipos diferentes de usuarios a los cuales, Cabify ya está prestando atención para ofrecer el servicio que mejor se adapte a sus necesidades y, sobre todo, a la nueva normalidad: el asustado, el consciente y el resignado.

 

El primero de ellos ocupa un porcentaje importante del grueso de los usuarios. Hoy, un 39% de los usuarios están temerosos de contagiarse de COVID-19 así como de la situación en general. Es este sector el que extrema sus medidas de seguridad e higiene, suele ser más emocional y aprensivo ante la situación y evita en medida de lo posible el uso del transporte público, dando prioridad al transporte privado, poniendo como condiciones la desinfección del vehículo y la mayor certeza de que su salud no se verá comprometida.

 

Después está el usuario consciente, el cual representa el mayor porcentaje de quienes se desplazan por medio de una aplicación de transporte (48%). A diferencia del sector anterior, este tipo de usuario es un poco más reflexivo. Si bien aplica las medidas de prevención de salud establecidas, lo hace de un modo más racional, pensando también en las consecuencias del ecosistema económico y social. Estas personas optan por el regreso gradual a las actividades y ocupaciones, aunque la mayoría de ellos (66%) piensa que esta situación durará más de 3 meses. Respecto a su forma de desplazarse, combinan el transporte privado con las plataformas de transporte por alquiler y buscan, antes que otra cosa, preservar su integridad física.

 

El tercer sitio lo ocupan los usuarios resignados, quienes representan un 13% de la muestra total de quienes utilizan servicios de movilidad. Este grupo se distingue por ser impaciente, busca recuperar la vida antes de la pandemia y, si adopta medidas sanitarias es más por cuestión de presión social u obligación. Respecto a las formas de desplazarse, ellos no hacen distinción y darán mayor importancia a la calidad y el costo de servicio.

 

Frente a este contexto, es misión de todos proveer una oferta de desplazamiento que se adapte a los tres tipos de usuarios, lo cual parece una tarea complicada, pero no es así, ya que el factor que impera en los tres tipos es la seguridad en materia de salud y, cumpliendo esto, será posible brindar la alternativa que satisfaga a todos los usuarios y les dé mayor confianza al momento de subirse a un vehículo de renta por aplicación.  

 

En Cabify México hemos invertido cerca de un millón de pesos en la compra de kits de seguridad y desinfección, así como mamparas protectoras que dividen a conductores de pasajeros. La optimización en los servicios dentro de la plataforma es otro factor que fomentará el aumento en la confianza de los usuarios, por todo esto, es imprescindible tener una aplicación más amistosa, precisa y eficiente con la persona que la utilizará. Por todo lo anterior, cerca del 30% de los usuarios, hoy relaciona a Cabify con un cuidado óptimo de la salud, ubicándola como referente de movilidad responsable para afrontar los desafíos de la “nueva normalidad”.

 

 

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar