Mexicanos privilegian el consumo de productos para la higiene y el bienestar en la pandemia

El COVID-19 ha transformado el comportamiento y necesidades del consumidor mexicano. Hoy en día, el consumidor busca que los productos cumplan con  salud y seguridad; tanto de su persona, familia, como de su hogar.


 

Mexicanos privilegian el consumo de productos para la higiene y el bienestar en la pandemia
Imagen de studioworkstock para Shutterstock

De acuerdo con el programa de responsabilidad social sectorial Belleza & Bienestar que forma parte de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC) al cierre del 2019, el valor del mercado de cuidado personal cerró en $197.1 millones, con un crecimiento sostenido; sin embargo, el confinamiento generó un cambio en el comportamiento y necesidades por lo que la salud de la piel, de nuestra familia y nuestro cuidado en la ducha, cambiará de forma trascendental.

A nivel nacional, el consumidor durante el periodo de marzo a junio disminuyó el consumo de maquillaje, fragancias y artículos masculinos para dar paso a una demanda de artículos de baño y ducha (1.5%), cuidado del bebé (1.3%) y cuidado de la piel (1.1%), pues para los mexicanos están preocupados por su piel. Dicho periodo, para maquillaje y fragancias, fue el más crítico por el confinamiento; sin embargo, se considera que repuntará en los próximos meses.

 

¿Qué productos compramos durante el confinamiento?

De acuerdo con la CANIPEC, la demanda de los mexicanos dio mayor relevancia en adquirir ocho categorías de los productos de cuidado personal durante los pasados cuatro meses:  champús, cuidado corporal, pasta dental, tintes capilares, cuidado del pelo (varones), cuidado facial (varones), cuidado de las manos, y enjuague bucal.

El organismo que agremia a las compañías fabricantes de productos cosméticos revela que los mexicanos mostraron más relevancia a la higiene del cuerpo. La demanda de champú creció debido a que aumentó el número de veces que nos bañamos al día; asimismo, el uso de crema de manos se incrementó debido al interés de los caballeros y todos los miembros de la familia por cuidar la piel de las manos, como efecto del constante lavado de manos.

 

¿Dónde nos gusta comprar?

En 2019, el canal más relevante para adquirir productos de cuidado personal fue el retail y corresponde a las cadenas de autoservicio y departamentales (72.9%), seguido del canal de venta directa (25.5%), el e-commerce (1.2%) y los salones de belleza (0.4%).

Actualmente, se ha obtenido un crecimiento en el comercio electrónico y en la venta directa, debido a la facilidad de entrega en casa. Por primera vez, el 37% de los consumidores adquirieron un producto de belleza y bienestar vía online. En marzo, inició con un interés del 11%, y al finalizar  junio se registró  un 22% en la compra de artículos para el cuidado personal.

 

¿Qué marcas están dominando el mercado?

Actualmente, el programa Belleza & Bienestar de CANIPEC, está conformado por 46 empresas del sector, quienes lideran la atención al consumidor, tales como: Unilever, Colgate-Palmolive, L'Oréal, Procter & Gamble, Mary Kay, Jafra, Natura, Coty y Grisi, compañías que desde hace cuatro años han sumado esfuerzos para generar campañas que promuevan un consumo informado a través de este programa sectorial.

 

¿Seguirá cambiando el consumidor mexicano?

Tras el confinamiento, son dos aspectos que se han centrado en generar una compra: la salud y la seguridad. Es decir, los mexicanos estamos enfocados en revalorizar el concepto de belleza para atender nuestro aspecto, como un eje central de salud y bienestar.

En el estudio “Mexican Beauty and Personal Care, Market post Covid” realizado por la agencia de investigación de mercado Mintel para la CANIPEC, se encontró que el consumidor mexicano está en un momento de estrés y por ello: 76% menciona que las rutinas de cuidado personal son un factor clave para relajarse. Un 71% adquiere un producto por el beneficio y los ingredientes activos que ayudarán a su cuidado.

Asimismo, se registra un crecimiento sostenido del e-commerce debido al acceso y la facilidad de compra por este canal.

Y se espera que la venta directa crezca al hacer llegar los productos a casa, por la facilidad para adquirir artículos a través de este tipo de venta, y para obtenerse sin necesidad de tener contacto con otras personas. 

 

El COVID-19 impacta en las necesidades de las personas y está cambiando las formas de compra. Por ello, en la nueva “normalidad” un ambiente de confianza y transparencia es clave para el bienestar personal.

La CANIPEC promete que las marcas de las empresas afiliadas a ésta, son confiables y continuarán satisfaciendo las necesidades del consumidor, y junto con los mexicanos evolucionarán para atender tres elementos que hoy son clave: salud, belleza y bienestar.

Version Digital NEO

Revista digital #252

 

Webinar