¿Qué hace diferente al SARS-CoV-2 de otros virus?

Si tomamos en cuenta que hasta el 25% de casos de COVID-19 son asintomáticos y que los síntomas pueden aparecer hasta 14 días después de la exposición, se prevé que, eventualmente, el 90% de la población se infecte, el 80% de los casos serán leves o moderados. Un 20% requerirá hospitalización, y de este porcentaje el 15% ingresará a terapia intensiva.


Qué hace diferente al SARS-CoV-2 de otros virus

 La batalla contra el SARS-CoV-2 a nivel mundial ha representado un mayor reto para toda la comunidad científica en comparación a amenazas previas, entre los desafíos más grandes se encuentran, la facilidad de propagación, los periodos de incubación de la enfermedad, el daño a diversos órganos y la falta de un tratamiento efectivo, afirma la Dra. Norma Hernández, directora médico para Latinoamérica de bioMérieux, empresa de origen francés, pionera en el desarrollo de pruebas e instrumentos de diagnóstico para la detección de enfermedades infecciosas

La transmisión del virus se produce a través del contacto directo entre personas, al tocar superficies contaminadas y después llevar las manos a ojos, nariz o boca, y a través de gotas o aerosoles. Con el regreso a la nueva normalidad, la propensión a adquirir la enfermedad aumenta, si no se ejecutan las recomendaciones de prevención.

“Los aerosoles son aquellas gotas pequeñas expulsadas que viajan a través del aire cuando hablamos, exhalamos, tosemos o estornudamos. Se requieren aproximadamente 1 000 partículas virales para infectarse y el contagio dependerá de la cantidad de tiempo que hayamos estado expuestos”, menciona la dra. Hernández.

Recalca la importancia de mantener una distancia mínima de dos metros, ya que las gotas de saliva expulsadas pueden viajar hasta 6 metros antes de caer al suelo convirtiéndolas en la mayor amenaza de contagio, sobre todo en lugares poco ventilados o con presencia de aire acondicionado donde el riesgo es significativo.

La probabilidad de contagio sin usar mascarillas aumenta en 90%, si dos personas en la misma habitación las utilizan y una de ellas es portador de SARS-CoV-2, el riesgo de adquirirlo se reduce hasta llegar a 1.5%. De ahí la importancia de siempre utilizar cubrebocas.

                                                                                                     

 

 

Para prevenir contagios en cualquier situación donde haya acumulación de personas la Dra. Hernández recomienda aplicar los métodos más eficaces, de mayor a menor: el trabajo en casa, reducir el número de colaboradores presenciales, crear barreras físicas entre las personas, redistribuir responsabilidades para reducir el contacto entre individuos y el uso obligatorio de mascarillas quirúgicas o de telas gruesas como la mezclilla.

Disminuir casos de Coronavirus, responsabilidad de todos

Advierte la directora médica de bioMérieux que el compromiso de disminuir los casos positivos es de todos, a través de acciones que inician con el lavado de manos, el uso correcto del cubrebocas y el distanciamiento social, hasta el rastreo de la enfermedad a través de la aplicación, a sospechosos y sus contactos, de pruebas RT- PCR que cuenten con la validación del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFREPIS).

Los coronavirus humanos fueron identificados por primera vez a mediados de la década de los 60, los cuatro más comunes son dos  alpha coronavirus, y dos beta coronavirus, los cuales son causantes de los resfriados comunes en invierno; existen otros coronavirus que han causado brotes a nivel mundial previamente, como el SARS y MERS-CoV. Estos pertenecen al grupo de las zoonosis, es decir, enfermedades que se transmiten de animales a humanos.

El 9 de enero del 2020, la Organización Mundial de la Salud anunció el descubrimiento de un nuevo virus, el SARS-CoV-2. Para finales de ese mismo mes, fue declarada la emergencia sanitaria internacional con 8 000 personas infectadas en más de 20 países y 212 muertos en China. Hoy son más de 16 millones de casos confirmados.

Version Digital NEO

Revista digital #254

 

Cotiza en linea