El rol del vocero y la imagen pública, más allá del cómo vestir

 

Por Miguel Ramírez-Vergara *

Lo siento, no será esta colaboración sobre cómo vestir, qué colores usar o cómo hablar. Sin demeritar la importancia que tienen las técnicas de la imagen pública, considero que hay varios mitos alrededor de ello que habrá que observar para asesorar de manera efectiva y honesta a un vocero.


El rol del vocero y la imagen pública, más allá del cómo vestir
Imagen de ESB Professional para Shutterstock

En los últimos años, se han roto paradigmas acerca de cómo debe ser la imagen pública ideal de un portavoz, líder político, empresario o experto en determinado tema, y vemos que las características de hace diez años, han quedado rebasadas.

He asesorado a poco más de ochenta directivos en temas de comunicación corporativa y los he capacitado como voceros a la mayoría de ellos y créanme que cinco de las primeras preguntas que les hago, en beneficio de su imagen pública, más allá del cómo vestir, son:

1) Qué quieren decirle a la sociedad.

2) Por qué consideran que es importante ese mensaje.

3) Qué va a cambiar o revolucionar en la industria.

4) En qué impactará a la sociedad o a la comunidad.

5) A qué poder económico, político, académico o eclesiástico se busca influenciar.

Y con esas primeras preguntas comienza la formación de su propia imagen pública, es decir, qué imagen quiere proyectar desde la construcción de su mensaje, si esto lo tiene claro, con datos duros, con mensajes clave a la mano y un buen entrenamiento de medios de ocho horas por lo menos, se puede entonces, potencializar su imagen.

Ojo, se trata de potencializar y no de cambiar la esencia del vocero, pues solo crearíamos un portavoz acartonado, robotizado, apegado al Manual, incluso puede ser percibido como no auténtico y poco empático con el periodista o ante las cámaras.

El vocero debe proyectar una imagen de conocimiento a un público específico, para ello debe sentirse seguro con el mensaje y con los datos que lo sustenten, debe hacer un ejercicio de alineación de mensajes clave con su asesor, crear una batería de posibles preguntas y de respuestas sugeridas y, eso sí, empoderarlo con técnicas para el manejo de la voz, las pausas, apoyo visual y, sobre todo, el uso de su cuerpo (comunicación no verbal) para darle énfasis a su mensaje, pero siempre de forma na-tu-ral, porque los voceros acartonados que parecen oradores políticos, deben ser cosa del pasado.

Y, ahora sí, ya después, se revisa con algún experto o experta, el tipo de vestimenta. Desarrollemos un dress code según el tipo de evento, el perfil de periodista, formato del programa de radio o de televisión, Facebook live, Videoconferencia, entre otros foros, pero –insisto- sin modificar su estilo, solo se le debe apoyar para potencializarlo.

 

 

 

*Miguel Ramírez-Vergara es director general y fundador de CyPress, Comunicación y Prensa.  Asesor de comunicación y prensa, con más de 23 años de experiencia en el manejo de la comunicación y formación de voceros para la industria de TV Paga, Tecnología, Turismo e Industria. Egresado de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, especialidad del Centro Avanzado de Comunicación (CADEC) y consultor de Comunicación Pública para IberComp en Granada, España.

 

Version Digital NEO

Revista digital #252

 

Webinar