Las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en México y el mundo

Para conmemorar el Día Mundial del Corazón que está determinado el 29 de septiembre, este año la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pone su acento en la creación de entornos saludables, como estrategia necesaria  para reducir los factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares.


Las enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en México y el mundo
Imagen de OPS

Los padecimientos del corazón, constituyen la primera causa de muerte en el mundo y en la mayoría de los países de la región latinoamericana, donde causan 1.6 millones de muertes al año, de los cuales el 30% de estas muertes prematuros se dan en personas de entre 30 a 69 años. Además de que en México.1 de 4 mexicanos mayores de 20 años tiene hipertensión arterial.

En el marco del Día Mundial del Corazón, Merck presentó un webinar con la participación de la Dra. Nydia Ávila, médico especialista del Instituto Nacional de Cardiología, el Dr. Luis Antonio Alcocer, cardiólogo y director general del Instituto Mexicano de Salud Cardiovascular (IMSC), y el Dr. Eduardo Mateos, gerente médico de Cardiología en Merck México, quienes coincidieron y recalcaron la importancia de acudir al médico y recibir el tratamiento adecuado del especialista, para controlar de por vida la hipertensión arterial (HTA), y evitar el riesgo de sufrir padecimientos como infartos, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca o embolias entre otras, las cuales desencadenan las principales causas de muerte en México.

La hipertensión arterial es uno de los factores de riesgo que más aquejan a la población mundial y, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut, 2016), uno de cada cuatro mexicanos mayores de 20 años vive con esta enfermedad crónico-degenerativa, caracterizada por ser un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una presión persistentemente alta (mayor de 140/90 mmHg), lo que puede causar daños irreversibles en el mediano y largo plazo derivados de la obstrucción de los mismos. 

En  su intervención la Dra. Ávila comenta que México hay alta prevalencia de hipertensión arterial, ya que al menos 15.2 millones de personas la padecen,  y al menos de la mitad de esas personas lo desconoce. Advierte que la hipertensión arterial es una enfermedad silenciosa, ya que puede no presentar ninguna manifestación, por lo que debemos estar atentos a a realizarnos una medición de la presión, al menos dos veces al año, mejorar los hábitos de vida, realizar actividad física frecuente, mantener el peso corporal adecuado a nuestra edad y estatura, un consumo limitado de alcohol, suspender el hábito de fumar, reducir la ingesta de sal, así como la de grasas saturadas ya que la hipertensión arterial frecuentemente se asocia con altos niveles de colesterol, afirma la especialista.

 

Por su parte, el Dr. Alcocer mencionó que en los últimos 40 años, el sector salud se centraba en incluir en su cuadro básico medicamentos que ya estaban descontinuados en otros países para tratar enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc., y esto aunado a los hábitos alimenticios que adquirió la gente (alto consumo de refrescos, comidas rápidas rica en grasas trans) influyó para que aumentara la población con problemas como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, etc., y que ahora,  las 2/3 de la población mexicana sean obesos y diabéticos.

Explica el director del IMSC que el impacto que podría tener una infección por COVID-19 en personas con hipertensión arterial y enfermedades del corazón, o con otra enfermedad respiratoria viral, podría generar complicaciones cardíacas que llevarían al paciente a la muerte.

El especialista destaca la importancia de que en este año, en la conmemoración del día del corazón, se enfatice la importancia que tiene la vacunación para evitar enfermedades respiratorias como la influenza, y el coronavirus.

El Dr. Alcocer prevé que para finales del 2020 se registrarán un poco más 150 000 decesos por enfermedades cardiovasculares, si no se controlan a tiempo esos padecimientos.

Refiere que en México 9.1 millón de personas tienen diabetes (6.3 millones fueron diagnosticados ya con esta enfermedad y casi 3 millones desconocen que la padecen)

Y  que alrededor del 25% de la población mexicana tiene hipertensión, y un porcentaje importante de ellos no la tienen controlada. Sugiere que quienes hayan padecido algún infarto, sean hipertensos, o tiendan a serlo, deben mantener un nivel de colesterol más bajo, que el nivel que observe una persona que no padezca estos padecimientos.

Respecto a la presión arterial, sugiere que ésta sea medida adecuadamente, en el brazo, y recomienda para los pacientes con enfermedades cardiovasculares, presentar lecturas  más cercanas a la medición de 120/80.

Además de que recomienda a toda la población cuidar la alimentación, realizar 30 minutos de ejercicio, y cuidar las medidas de la cintura y del peso corporal.

Por su parte, el gerente médico de Cardiología en Merck México, dio a conocer la edición del libro “100 preguntas clave en hipertensión arterial”, el cual busca la actualización médica continua para reducir el impacto que este padecimiento tiene en la población mexicana. Título que fue realizado en el marco del 90o. aniversario de la farmacéutica en México, y en colaboración con  varios médicos cardiólogos afamados. Explicó el directivo que se entregaran gratuitamente 10 000 ejemplares a cardiólogos y otros especialistas.

 

 

Version Digital NEO

Revista digital #253

 

Webinar