¿Pensar como periodista o como publirrelacionista?

 

Por Miguel Ramírez-Vergara*

 

“Prefiero ser atendido, que atender a periodistas”, me comentó un periodista de El Financiero hace quince años aproximadamente y su frase ya trae mucha información en sí, pues denotaba creencias de las que el gremio tampoco nos esforzamos mucho en disipar. En primera, que los publirrelacionistas estamos solo para atenderlos; en segunda, que es una actividad monótona, aburrida en comparación con el reporteo y, en tercera, que no es deseable lidiar con las diferentes personalidades, ritmo, necesidades informativas, horarios y... egos, de la prensa de las diferentes fuentes informativas.


Pensar como periodista o como publirrelacionista

He conocido periodistas que, desde la barrera, ven la labor del publirrelacionista como fácil, pues “solo están en eventos, consiguen entrevistas y ya”, pero me gusta cuando se pasan “del otro lado”, más de uno se arrepiente (aunque hay honrosas excepciones que se han convertido en ejemplares asesores) y a la menor oportunidad regresan a la reporteada.

A decir verdad, el pensamiento periodístico, es una de las herramientas que recomiendo aplicar en la comunicación y reputación institucional, en el lanzamiento de producto o de servicio, será un diferenciador en los planes estratégicos de comunicación. Sin ese pensamiento, no habrá espacio a la sana crítica, a la elaboración de los mensajes clave, a la redacción de un boletín de prensa atractivo aplicando la “pirámide invertida”, etc.

Hay habilidades del publirrelacionista que el periodista debe aprender si decide emprender en este terreno, y viceversa, el publirrelacionista debe contar con la experiencia o la técnica para la redacción de contenidos periodísticos y establecer una relación basada en el respeto, sin perder jamás de vista que el periodista basa su trabajo en la credibilidad.

Ambos deben adoptar un pensamiento integrador sistémico (1), ubicar a la institución privada o pública como noticia, como parte de un todo con intereses, historia, beneficios, maleficios, antecedentes de sus fundadores, de sus actuales directivos, relación con la comunidad, autoridades, ONG’s, entre otros públicos clave. Son pensamientos complementarios en la labor de las relaciones públicas.


¿Pensar como periodista o como publirrelacionista?

 

(1) Costa, Joan; DirCom, el ejecutivo estratega global; Edit. Universitat Jaume I, 2018.

 

 

 

*Miguel Ramírez-Vergara es director general y fundador de CyPress, Comunicación y Prensa. Asesor de comunicación y prensa, con más de 23 años de experiencia en el manejo de la comunicación y formación de voceros para la industria de TV Paga, Tecnología, Turismo e Industria. Egresado de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, especialidad del Centro Avanzado de Comunicación (CADEC) y consultor de Comunicación Pública para IberComp en Granada, España.

                           

Version Digital NEO

Revista digital #253

 

Webinar