Lavarse las manos: el hábito más efectivo para la prevención de enfermedades

Se estima que 1 000 niños mueren diariamente debido a enfermedades diarreicas asociadas a la falta de lavado de manos, convirtiéndose en la segunda causa de muerte. Y un 45% de las bacterias en manos son de origen fecal. El  Instituto Cloralex comparte algunas recomendaciones para impulsar el hábito del lavado de manos en las familias mexicanas.


Lavarse las manos el hábito más efectivo para la prevención de enfermedades

Un gesto tan simple como lavarse las manos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es clave para salvar la vida de millones de personas, sobre todo de los más pequeños, que son mayormente vulnerables a adquirir infecciones estomacales o respiratorias; enfermedades que pueden prevenirse de forma accesible sólo con agua y jabón.

 

El Instituto  Cloralex® (IC)  ha identificado diversas bacterias y virus con las que convivimos diariamente: dentro de casas, patios, oficinas y transporte público, por lo que nuestros hábitos de limpieza se deben combinar con hábitos de higiene para fortalecer la salud dentro de las familias mexicanas, especialmente en niños.

 

¿Cuál es el impacto de lavarse las manos?

 

De acuerdo con estudios, después de que una persona se lava las manos con jabón, sólo sobreviven cerca de 15% de las bacterias. Lo que quiere decir que, si una persona no lo hace de forma efectiva, no sólo está lejos de mantener una salud óptima, sino que albergarán millones de microorganismos vivos en sus palmas, uñas y dedos.

 

 ¿En qué momento debo lavar mis manos?

 

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la población debe lavarse las manos en momentos clave del día:

 

 -Antes de preparar alimentos o cocinar

 -Después de cambiar el pañal de un bebé

 -Cuando tengan las manos visiblemente sucias

 -Después de sonarse la nariz, toser o estornudar

 -Al haber tocado dinero

 -Después de haber estado en contacto con la basura

 -Haber tocado mascotas

 -Al regresar a casa del exterior

 -Antes de comer

 -Después de ir al baño, pues se han identificado casi 80 000 microorganismos vivos, donde un 45% de las bacterias son de origen fecal.

 

“La higiene de manos es una de las acciones más efectivas, fáciles y económicas contra la propagación de patógenos que ayuda a prevenir infecciones como la diarrea o el virus causante de COVID-19; pero esto no es suficiente si los espacios u objetos no son desinfectados de forma correcta, por lo que es necesario: limpiar esponjas, desinfectar manijas, así como celulares o computadoras”, menciona Amada Alcalá, experta en Desinfección del Instituto Cloralex.

 

Otros datos que no se deben ignorar

 -El 75% de los manubrios de los carritos de supermercado presentan bacterias coliformes. El E.coli es el coliforme más común identificado en el 51%.

 -El celular es el objeto con más gérmenes y bacterias; 27.6% del personal de salud solo limpia su celular de 1 a 3 veces por semana y su método de limpieza más utilizado son toallitas húmedas.

 -La piel debajo de los anillos u accesorios está densamente colonizada por gérmenes que aquellas áreas que no tienen ninguna joya.

 

¿Qué debe tomarse en cuenta si se tienen hijos?

 El lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas para combatir virus como SARS-CoV-2, Influenza A(H1N1), Influenza Aviar A(H3N2), Influenza Aviar A(H7N9) y bacterias como E. coli, S. aureus, S. choleraesuis, P. aeruginosa, V. choleraesuis, S. typhi.

Dichas enfermedades causan la muerte de 3.5 millones de niños y niñas cada año. Cada día, alrededor de 1 000 niños mueren debido a enfermedades diarreicas asociadas a la falta de lavado de manos, convirtiéndose en su segunda causa de muerte.

 

Version Digital NEO

Revista digital #253

 

Webinar