Un paso más en la recuperación gradual del salario

El anuncio de incremento al salario mínimo es menor a lo esperado, pero puede ser adecuado dada la situación crítica de muchas empresas ante la pandemia y la crisis, solo hay que evitar la confusión pues el anuncio parece dejar de lado que en realidad el ajuste tiene como porcentaje de referencia el 6% y no el 15% como dice el boletín de la Comisión Nacional de Salarios Mïnimo (Conasami), explicó Rogelio Gómez, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.


Un paso más en la recuperación gradual del salario
Imagen de Phovoir para Shutterstock

La decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) mantiene la fórmula utilizada los primeros años de gobierno que consiste en ajustar el salario mínimo con dos componentes, un porcentaje de referencia y un monto independiente de recuperación, en pesos y centavos.

 

El porcentaje sirve como referencia o “faro” para el conjunto de los salarios, es decir todos aquellos que están por arriba del mínimo. Este porcentaje se toma como base en negociaciones contractuales y para el ajuste de quienes ganan más.  Este año el porcentaje de referencia es 6%, lo cual se ubica dos puntos por encima de la inflación, permitiendo una mejora gradual del conjunto de los salarios para recuperar su valor de manera gradual. “Pero ciertamente no se puede tomar como referencia el 15% para el conjunto de los salarios, eso depende de cada unidad económica”, aclara Gómez Hermosillo.

 

 El monto independiente de recuperación, se fija en pesos y centavos, aplica únicamente a los salarios mínimos, y ha permitido su recuperación gradual a partir de 2018, al inicio del gobierno. Este año es un monto de MN$10.46. “Con esos dos componentes, 6% como porcentaje y MN$10.46, como monto en pesos, el salario mínimo general llega a MN$141.70, es decir MN$4 251 al mes. Esta cantidad es casi MN$1 000 por encima del costo de una canasta básica. Considerando el contexto económico adverso parece adecuado, con tal que en los siguientes años, con la recuperación se hagan incrementos mayores hasta que el salario mínimo sea suficiente para una familia, como manda la constitución. El consenso es que la meta es el costo de dos canastas básicas, lo que permitiría mantener una familia de hasta cuatro personas, con dos personas perceptoras de ingreso, en este momento este monto serían casi MN$6 600”.

 

 La fórmula con dos partes, el porcentaje y el monto de recuperación, ha funcionado bien: En diciembre de 2018, justo al inicio de este gobierno, la CONASAMI aprobó un incremento de 5%, un punto por encima de la inflación, y un monto independiente de recuperación de MN$9.43, para llegar a un salario mínimo general de MN$102.68 en 2019. “Este fue un paso histórico pues por primera vez el salario mínimo cubrió al menos el costo de la canasta básica para una persona y se dejó de violar de manera flagrante la Constitución”, señaló Gómez Hermosillo.

 

 El diciembre del año pasado, se dio un paso más, el salario mínimo llegó a MN$123.22 este año y nuevamente se utilizó la fórmula con dos componentes: un 5% más el monto independiente de recuperación de MN$14.67. Ahora esta fórmula probada se mantiene, por lo cual el riesgo es mínimo.

 

 También es una resolución positiva la creación de los salarios mínimos profesionales para trabajadoras del hogar, que quedó fijado en MN$154.03, esto es MN$4,620.90 al mes, y para jornaleros (as) agrícolas, que quedó fijado en MN$160.19, esto es MN$4,805.70.

 

 “Por primera vez se reconoce un salario mínimo profesional a estos dos sectores de trabajadoras del hogar y jornaleros agrícolas que padecían condiciones muy adversas. Es un triunfo de sus organizaciones, aunque pueda resultar por debajo de los esperado y sobre todo porque aún falta garantizar respeto a sus condiciones laborales”, añadió el coordinador de “Frente a la Pobreza”.

 

 

 

 

 

Version Digital NEO

Revista digital #255

 


Escucha en linea