La adaptación de las empresas en un mundo al revés


Por Jorge Mauleón, socio y fundador de Estudio Indiga y Birth Group. 

¿Qué pasaría si de repente el mundo se moviera al revés?

Justamente ayer veía una película cuyo argumento se basa en responder esta pregunta: Tenet, de Christopher Nolan. Inspirado por el film me quedé pensando que las condiciones han cambiado e dirección desde hace tiempo y, potenciado por la situación actual, han puesto los negocios al revés. Por supuesto, mi reflexión es metafórica, pero aún así, real.

Jorge



Los negocios tienen que ir al consumidor y no el consumidor a los negocios. Si bien no es una máxima que aplique a todas las empresas, muchos coincidimos en que es una tendencia impulsada por la contingencia.

El comercio electrónico tiene años abriéndose camino en la preferencia del consumidor, pero la pandemia lo potenció y no hay retorno.

Basta analizar el éxito de Amazon, que está cambiando la industria del retail y posicionándose fuertemente en la preferencia de los compradores de lo que sea, o los negocios de delivery como Rappi o Uber, que están innovando el concepto de "obtenlo en la puerta de tu casa".

Otro aspecto que está al revés es la forma en que la marca comunica. Hoy la persona sigue a sus marcas de preferencia y no son las marcas las que intentan perseguir a sus consumidores. Es un proceso que se ha gestado durante años y hoy más que nunca podemos percibirlo.

El nuevo consumidor no desea ser molestado: evita las intrusiones de mensajes no deseados, es decir, la forma tradicional de hacer marketing; sin embargo, mantiene deseos y motivaciones expresándolos de manera abierta y buscando lo que le permite alcanzarlos. En su búsqueda podría encontrar empatía en diferentes empresas.

Tal como lo plantea la película referida: comenzar a moverte en un mundo al revés requiere reaprender y adaptarse. Si las personas y sus hábitos se mueven en otra dirección, tu empresa tiene que cambiar de ruta y tú con ella.

Necesitas aprender las motivaciones de las nuevas generaciones, aprender acerca de los nuevos medios de comunicación, aprender de conceptos digitales y construir una nueva forma de pensar: un nuevo mindset más digital. Solo así comenzarás a comprender la forma en que funcionan los nuevos modelos y evitarás que tu empresa sea la que se siga moviendo al revés de las tendencias.

La transformación digital, el comercio electrónico, el Inbound marketing, los servicios distribuidos mediante aplicaciones móviles son solo algunos ejemplos de las herramientas que necesitas considerar.

El nivel de resilencia (adaptación) de una empresa depende en principio de la humildad de sus líderes por aceptar que es el momento de reinventarse. Dejar de creer que conocemos y dominamos nuestros negocios. La sombra del cambio se extiende cada vez más en todas las direcciones.

Con todo respeto para el lector: resultaría necio no ver que todo va en sentido inverso. La transformación de tu empresa es necesaria. Es hora de aceptarlo: el mundo es digital y si tu empresa no lo es o no ha comenzado a adaptarse, está en grave riesgo. 


 

Version Digital NEO

Revista digital #256

 


Escucha en linea


 

Mazda