Por diagnóstico tardío, mujeres pierden la batalla contra el cáncer cérvico uterino

Cada año, en México, pierden la vida alrededor de 4 500 mujeres a causa del cáncer cérvico uterino. Según cifras del INEGI (2020), los tipos de cáncer que más fallecimientos provocan en mujeres son: cáncer de mama (12,9 %); cáncer cervicouterino (14,4 %). Mientras que en varones: pulmón (16 %) y próstata (14.8 %). Es decir, en nuestro país, este padecimiento causa la segunda causa de muerte en mujeres.

Por diagnóstico tardío, mujeres pierden la batalla contra el cáncer cérvico uterino
Imagen de Henadzi Kilent para Shutterstock

 

La Dra. Patricia Ortega, jefa de laboratorio de Citopatología de la Secretaría de Salud (SS) del estado de Guanajuato, participó en el foro Prevención de Cáncer Cervicouterino, junto con  la psicóloga Miryana Pérez, directora de Programas en Fundación Alba y la comunicóloga Pamela Cerdeira.

En opinión de la Dra. Patricia Ortega, jefa de laboratorio de Citopatología de la Secretaría de Salud (SS) del estado de Guanajuato, el 60% de las mujeres que padecen cáncer, son amas de casa que apenas cursaron la primaria. Para ellas un diagnóstico oportuno hubiera marcado la diferencia entre la vida y la muerte, pero la realidad es que el 80% de las detecciones de cáncer  se dan cuando ya están muy avanzados.  

 

“Este cáncer se considera un marcador de pobreza, de inequidad de género, de falta de educación y cultura”, comenta la especialista. Se informa que aproximadamente, 7 869 mujeres padecían cáncer en el cérvix en 2018, de ellas, el 70% nunca se hizo una prueba de diagnóstico por múltiples razones culturales y/o educativas, pero, de acuerdo con la científica se requiere mayor focalización en las mujeres que están marginadas quienes no tienen acceso a servicios de salud.

 

Te puede interesar:

 

* El estilo de vida de los mexicanos multiplica los casos de cancer

 

Hasta hace 50 años el Papanicolau era la prueba por excelencia para detectar las lesiones que podrían llevar a una mujer a desarrollar cáncer en el cuello uterino, sin embargo esta prueba en la actualidad ya es obsoleta, “es como querer usar un auto de hace 50 años”, opinó la Dra. Ortega.

La razón es que el Papanicolau no ha sido tan efectivo en la detección de lesiones previas al desarrollo del cáncer y que son de alto riesgo por lo que esta prueba juega un papel fundamental a la hora de prevenir. La temprana detección y eficacia en su resultado han logrado que la tasa de mortalidad disminuya en las últimas décadas en un 40%.

 

Nuevas alternativas de diagnóstico

Una alternativa, además del Papanicolau que ha surgido en años recientes, es la prueba de diagnóstico que busca en material genético, pequeños fragmentos del Virus de Papiloma Humano (VPH) -causante de las lesiones en el cuello uterino de la mujer que podrían conllevar al desarrollo del cáncer-. La prueba, denominada Reacción en Cadena de la Polimerasa, mejor conocida como PCR, ofrece una efectividad por arriba del 94%, detalló Ortega.

La prueba de VPH por PCR ha formado parte de la política nacional por los últimos seis años, de tal suerte que el 60% han sido oportunamente diagnosticadas de 48.4 millones de mujeres mayores de 15 años.

De acuerdo con la jefa de laboratorio de citopatología de SS en Guanajuato, estas pruebas toman 20 minutos y son más fáciles, objetivas, y aunque aparentemente son de mayor costo en hospitales o laboratorios privados –su precio va de los MN$1 000 a los MN$3 000, al final resultan no tan onerosas porque pueden practicarse cada cinco años.

La especialista aclara que no todas las mujeres que presentan el Virus de Papiloma Humano tienen lesiones en el cérvix. Existen 200 virus de VPH, de los cuales 15 son de alto riesgo y dos son de gran intensidad, además de que el virus puede estar en un estado de reposo, por lo que detectarlo es un primer paso, y el segundo paso es realizar una tinción dual para observar si existe una alteración en el ciclo de vida de sus células.

De acuerdo al riesgo, los estudios se van determinando por etapas para encontrar las lesiones pre malignas. “El cáncer de cérvix se puede detectar a tiempo. Nadie deber morir por cáncer porque todas las lesiones se pueden detectar”, opina la Dra. Ortega.

 

Promover una campaña vs. el cáncer cérvico uterino

Se indica que en México necesitamos una campaña contra el cáncer cérvico uterino que cubra al 70% de las mujeres entre los 25 a 64 años, casi 18 millones de mujeres, según datos del Instituto Nacional de las Mujeres de 2019. La prueba por PCR para detectar VPH aunque ya es parte de nuestra política nacional de salud, “pero no hemos podido llegar a todas las mujeres, nos ha faltado campañas y un programa organizado para crear conciencia en torno a la detección y el diagnóstico oportuno”, concluyó la Dra. Ortega.

 

 

 

 

Version Digital NEO

Revista digital #256

 


Escucha en linea


 

Mazda