Claves para incrementar la seguridad en el uso de internet

Por Sean D'Arcy V-P de Kahoot! at school and home

 

A partir de la crisis sanitaria experimentada a nivel mundial, los estudiantes se vieron obligados a continuar con sus clases a distancia, desde casa. Por su parte, los maestros que solían experimentar con la tecnología educativa tuvieron que emplearla como parte fundamental de sus planes de estudio. Afortunadamente hoy en día existen herramientas digitales que han hecho posible el aprendizaje desde prácticamente cualquier lugar, contribuyendo durante el último año a que nuestras capacidades evolucionen rápidamente y a que los estudiantes continúen aprendiendo.

 

Sean

 

El aula ya no es solo un lugar físico. La digitalización ha acercado el mundo a los estudiantes de todas partes, ahora puedes colaborar y aprender junto a compañeros del otro lado del mundo. Gracias a la gamificación de las clases y el uso de otras herramientas digitales, el aprendizaje se torna divertido, la información se capta mejor y los maestros logran una mayor participación de los estudiantes en clase.

 

Las plataformas de aprendizaje online han proporcionado al sistema educativo la tan demandada flexibilidad para poder seguir enseñando en tiempos de incertidumbre. Sin embargo, a medida que la tecnología se integra cada vez más en nuestras prácticas de aprendizaje, trabajo y juego, es necesario identificar sus riesgos y beneficios, ya que ésta seguirá presente al interior de las aulas, incluso cuando hayamos librado la crisis sanitaria.

 

Durante la pandemia, las plataformas educativas online han sido de gran apoyo para nuestros sistemas educativos y muchos se preguntan por el papel que desempeñará la tecnología una vez que todos vuelvan a las aulas. De acuerdo con consultas realizadas a maestros de todo el mundo, los jóvenes de hoy en día son nativos digitales, para quienes la tecnología es una parte indispensable y natural de sus vidas, incluso a nivel escolar.  En general, los maestros apoyan el creciente uso de la tecnología en las aulas y consideran que el uso de plataformas tecnológicas en el proceso educativo genera satisfacción, motivación y autoconfianza en el estudiante; cuanto más juegan, más quieren aprender sobre diferentes temas, lo que les permite mejorar sus capacidades, colaborar y crear.

 

Pero como todos los avances, el aprendizaje digital conlleva grandes oportunidades y retos, como el aumento en la responsabilidad por la seguridad de los usuarios. Debemos crear conciencia sobre su uso responsable, tanto dentro como fuera de la escuela. Por ello, es importante que los padres asuman la responsabilidad de entender las plataformas que utilizan sus hijos y tomen conciencia de las ventajas y desventajas de estas. Además de controlar el uso y el tiempo que se pasa en una plataforma, los padres también deben ocuparse de saber qué información comparten sus hijos y qué tan expuestos están en la red.

 

Algunas claves a considerar para incrementar la seguridad en el uso de internet son:

 

1. Identifica la tecnología que utilizan, obtén información de las plataformas y herramientas que tus hijos tienen a su disposición y busca comprenderlas mejor. Una conversación abierta con tus hijos es uno de los métodos más importantes para fomentar un uso seguro de Internet.

2. Pregunta a tus hijos si han pasado por situaciones incómodas en estas plataformas y habla abiertamente sobre el ciberacoso y los depredadores en línea. Esto incluye solicitudes de información, como edad, dirección o incluso fotos. Estas solicitudes pueden surgir después de un periodo de acoso, en el que el niño ha mantenido conversaciones prolongadas (y a menudo privadas) con personas desconocidas a las que cree "conocer".

3. Explica a tus hijos el ciberacoso, háblales sobre conversaciones, imágenes o videos hirientes o de odio que se comparten en línea con la intención de humillar o dañar emocionalmente a otro individuo. Si son víctimas de ciberacoso, tus hijos deben saber que pueden acudir a ti en busca de apoyo y orientación, en lugar de responder directamente al agresor.

4. Establece reglas básicas y un acuerdo común sobre qué información se puede o no compartir en una plataforma en línea, por cuestiones de privacidad y seguridad. Por ejemplo, si se proporciona información privada en un juego o en un sitio web, el niño siempre debe consultar primero a sus padres o a su tutor.

5. Determina la cantidad de tiempo de uso de los dispositivos móviles y establece conversaciones periódicas de seguimiento con tu hijo sobre las actividades y herramientas que utiliza. Existen controles parentales sencillos para gestionar las compras y descargas en las tiendas de aplicaciones, como en la App Store de Apple; de esta manera, los padres pueden aprobar o rechazar la solicitud del niño de descargar nuevas aplicaciones y tienen un control total sobre lo que puede o no acceder.

 

En la actualidad, debido a que cada vez vivimos más en línea, la privacidad y la seguridad son temas de gran importancia. Aunque no seamos expertos en privacidad de datos y ciberseguridad, es importante que utilicemos la información y las herramientas que tenemos a nuestra disposición para adquirir conocimientos básicos sobre las plataformas digitales que ocupamos diariamente, sobre todo nuestros hijos. En el sitio web Safer Internet Day (Día internacional de la Internet Segura) hay recursos disponibles, además, recomiendo a los educadores de todo el mundo que incluyan este tipo de seguridad en sus planes de estudio.

 

Es nuestra responsabilidad como padres, tutores y maestros identificar y comprender las herramientas digitales que se han integrado de forma acelerada en nuestras vidas y en las de nuestros hijos para poder ayudarles a desarrollar una relación segura y saludable con la tecnología y obtener el máximo provecho de sus beneficios en la educación.

Version Digital NEO

Revista NEO 264, Reputación Corporativa, es una Economía de Intangibles

 


Escucha en linea

 

Targetme DIRECTORIO DE MARKETING