En busca de la concentración: Alejandra Quintero Oria

La concentración es la facultad mental que nos permite abstraer la mente de todo el entorno y enfocarnos en un solo pensamiento o actividad; a decir de Alejandra Quintero, especialista en Yoga, en la práctica de  meditación puede emplearse la concentración como una herramienta para calmar la mente y usar todos los sentidos para traer la atención al momento presente.

Ale Quintero

"Darnos espacios en el día en lo que estemos concentrados en una sola actividad, o en un solo pensamiento nos permite cultivar esta "presencia" en el momento presente que es lo que más adelante nos permite hacer una meditación más profunda, en la que se trabaja con la introspección, en donde se aprende a manejar emociones"


Para mejorar nuestra concentración, Alejandra Quintero recomienda:


"Puedes poner un horario en tu día en el que estés completamente concentrado en UNA sola cosa, sin estar "multitasking"


Sentarte a tomarte un té, escuchar música, caminar observando la naturaleza, son algunos ejemplos para ir cultivando una mejor habilidad de concentración, revela la especialista.


"La respiración es una muy buena manera de traer nuestra atención al cuerpo.  Si pongo toda mi atención al inhalar, sintiendo como entra el aire por mis fosas nasales, como se abre mi pecho, percibiendo la temperatura del aire y cada sensación corporal, exhalando lento, relajando el cuerpo, se va logrando poco a poco una relajación que calma la mente y me conecta primero con mi cuerpo, y después con mi ser interno"


Alejandra Quintero menciona que la práctica de yoga es una manera muy integral de cuidar el bienestar físico, mental, emocional y espiritual:


"En una sola rutina estoy cultivando técnicas de respiración que calman mi mente, que oxigenan mis órganos, estoy haciendo consciencia corporal; toda mi atención está en el momento presente cuando tengo que coordinar el movimiento con la respiración y la alineación de la postura.

"Muchas veces sin darnos cuenta, la práctica nos lleva a un estado meditativo en donde encuentro un espacio de paz interna, de conexión conmigo mismo.  Es aquí en donde se reduce el estrés, en donde se trabaja con emociones, en donde encuentro un espacio de paz que siempre está disponible para mí”


Finalmente la especialista comentó: "con la constancia en la práctica, te irás dando cuenta de que hay "algo" que sucede en tu cuerpo energético.  Hay una sensación de bienestar, pues se activa el sistema nervioso, se oxigenan los órganos, mejora la circulación; también notarás que mejora tu postura y que cada vez tendrás menos malestares musculares.  En la práctica, encontrarás un espacio interno que te ayudará a conocerte mejor, que te permitirá entender tus reacciones, tus emociones y por lo tanto, serás más capaz de hacer una "pausa" antes de reaccionar ante situaciones que te producen estrés, enojo o ansiedad.

"Otro beneficio maravilloso de la práctica es que mientras más conectado estés con tu cuerpo, te será más fácil tener mejores hábitos alimenticios, estarás más consciente de porque comes lo que comes, si es por hambre, por ansiedad, por tristeza…. podrás leer lo que necesita tu cuerpo para estar bien. Te será más fácil evitar alimentos que son calorías vacías", finalizó.

Version Digital NEO

Revista digital #259 Asociaciones ecosistema de marketing

 


Escucha en linea

 

Mazda