El despertar de la vida virtual: los metaversos

Por Jorge Alor CEO y FUNDADOR de BNN

 

La palabra Metaverso fue acuñada por Neal Stephenson en su novela de ciencia ficción “Snow Crash” en 1992, donde los seres humanos (como avatares) interactúan entre ellos y con agentes de software en un espacio 3D que usa la metáfora del mundo real.

 

Digitalizacion

 

“Metaverso” es una palabra compuesta del prefijo “meta” (significando más allá) y “universo”; el término es típicamente utilizado para describir la iteración futura de Internet, formado por espacios persistentes, compartidos y 3D conectados a un mundo virtual.

 

Cualquiera que desee podrá entrar o salir de mundos virtuales inmersivos. El metaverso ya es una realidad el día de hoy y tendrá repercusiones mayores para la sociedad. Esta nueva era del Metaverso pudiera desencadenar una creatividad asombrosa y abrir nuevas fronteras y horizontes para las marcas y para las empresas.

 

La pandemia ha sido un detonador en el desarrollo de los metaversos y los entornos inmersivos que unen la realidad física y virtual, hoy en día más del 70% de la población estadounidense está conectada a alguna plataforma de metaverso.

 

Las personas se reúnen en estos nuevos espacios para pasar tiempo juntos en comunidad, entretenerse y también hacer negocios. El marketing, la creatividad, la tecnología y los espacios virtuales donde hoy convergen las personas tienen mucho por explorar en el corto y mediano plazo, los alcances y el potencial creativo que tienen los metaversos y las nuevas tecnologías de mundos virtuales es enorme.

 

El metaverso está en la intersección de tecnología funcional, juego, realidad y teatralidad. Por ejemplo, Facebook Spaces, la red social de Realidad Virtual que continúa ampliándose donde puedes comunicarte con amigos en un entorno 3D donde cada persona tiene su propio avatar y para interactuar con otros hay que utilizar mensajes de voz. Otro ejemplo es el del festival creativo e interactivo South by Southwest (SXSW) el cual montó un escenario con realidad extendida del centro de Austin, donde habitualmente se realiza.

 

Se podría asistir de manera virtual a sesiones en lugares emblemáticos gamificados. Algo similar había hecho el festival Burning Man en 2020, con versiones virtuales de los campings donde las personas podían hablar e interactuar con otros avatares. En esta línea, ya hay plataformas de eventos virtuales basadas en avatares como Teooh que permite celebrar desde encuentros de trabajo a reuniones de negocios a lanzamientos o fiestas de cumpleaños.

 

La oportunidad que aún está por explotar es la de una red publicitaria automatizada que permita a las marcas tener anuncios dentro del metaverso, utilizando vallas publicitarias, carteles en 3D, interacciones con avatares, etc. Allí las posibilidades se multiplican, y los anunciantes entienden que deben poner el foco en estos espacios emergentes e híbridos que mueven audiencias gigantes y son expresión de un nuevo modo de ser cultural-virtual.

 

Y económicamente hablando, las criptomonedas y la tecnología del blockchain serán la vía de uso corriente para la adquisición de bienes 100% digitales en estos mundos virtuales. Se está creando una moneda de cambio y una economía propia del metaverso, lo cual amplía las posibilidades exponencialmente.

 

Como lo fue la www en sus inicios, la creación de este espacio representará nuevas oportunidades, nuevos productos, nuevos servicios, nuevos negocios e incluso nuevos trabajos; de igual forma traerá errores, que al irse puliendo mejorarán la experiencia para cualquier visitante de esta nueva realidad virtual. Definitivamente impactará cualquier aspecto de nuestras vidas, desde cómo nos comunicamos, jugamos, compramos, aprendemos y trabajamos.

 

Estamos viviendo un auténtico despertar de la vida virtual en forma de realidad inmersiva que nos abre las puertas a un mundo lleno de nuevas posibilidades. Hoy a través de nuestras pantallas domésticas y muy pronto con el casco de realidad virtual que en pocos años serán unos lentes super finos que ofrecerán una capa de virtualidad a nuestro mundo real.

 

Muy pronto todos tendremos posesiones virtuales, experiencias y amistades que solo se sostienen en ese entorno y nos parecerá muy normal tener dos vidas.

 

Sin duda ya estamos viviendo el futuro como se visualizó en la ciencia ficción y BNN the digital partner explora todas estas posibilidades para transformar el marketing y llevar a las marcas y a sus consumidores al futuro.

Version Digital NEO

Revista digital #260 Branded Content, El poder del story telling y la segmentación digital

 


Escucha en linea

 

Lincoln