Bienestar laboral, la clave para mantener vigentes a las organizaciones

Mucho se ha hablado de los diferentes cambios que se han gestado en las empresas alrededor del mundo en la búsqueda del equilibrio entre la obtención de los objetivos organizacionales y la creación de lugares de trabajo flexibles y productivos que se enfoquen en el resultado.



Bienestar laboral, la clave para mantener vigentes a las organizaciones
Andrea Villamizar, fundadora y CEO de Grupo Soluciones Horizonte

Sin embargo, pocas se han preocupado realmente por el bienestar de las personas en las organizaciones y redefinir las reglas y estrategias para encontrar figuras de inspiración en momentos de caos, donde la capacidad de transformación, evolución y resiliencia hacen la gran diferencia, especialmente en tiempos de pandemia de Covid-19.

 

Expertos en el área de Recursos Humanos advierten que ahora con la nueva normalidad, las compañías deben atender el bienestar, desde un espectro más amplio de la vida de las personas respecto al teletrabajo, compuesto de cuatro dimensiones: físico, emocional, financiero y social.

 

Para un lograr un ambiente óptimo para el desarrollo de sus actividades toda compañía debe reconocer el cuidado del SER. Pero, ¿qué significa esto?

 

De acuerdo con Grupo Soluciones Horizonte (GSH), empresa especialista en Desarrollo y Gestión del Talento en Soft Landing, el reconocimiento del SER se puede resumir como la forma en que las personas sienten las organizaciones y cómo estas, a su vez, se conectan con sus propósitos personales y el entendimiento de su esencia; es decir, el comprender que las personas pensamos, aprendemos y reaccionamos de forma diferente.

 

Un estudio realizado por la firma colombiana para conocer lo que pensaban las personas acerca de la manera de generar adhesión en las empresas, el reconocimiento del SER está por encima (46% a favor) de otros enfoques como Libertad creativa, Comunicación con propósito y Evaluación objetiva.

 

“El gran desafío de las empresas y sus áreas de gestión humana es encontrar esos puntos de convergencia que se convierten en fuentes de inspiración y referencia para muchos, porque hay algo que no podemos obviar y es que las personas queremos sentirnos que pertenecemos a un lugar y tomamos la decisión de pertenecer ahí de acuerdo a lo que en ese momento nos motiva a decidirlo. ¿Y por cuánto tiempo? Los factores que intervendrán en esa respuesta estarán enmarcados entre lo que se encuentra y la historia que empieza a girar a partir de lo que vive en ese lugar”, señala Andrea Villamizar, fundadora y CEO de GSH.

 

La situación actual de virtualidad y aislamiento han provocado en los colaboradores agotamiento e insatisfacción, además de un gran vacío en la atención y el acompañamiento por lo que es importante, más que nunca, reflexionar sobre las condiciones físicas y emocionales en las que los trabajadores desempeñan sus tareas en medio de la contingencia por coronavirus.

 

En esto coincide la firma de asesores de negocios Deloitte, la cual aconseja que para atraer y retener a colaboradores felices y eficientes, es clave el desarrollo de programas de bienestar e incentivos laborales, los cuales impactan en la motivación, el compromiso y la productividad.

 

No obstante, muy pocos programas de bienestar en las empresas incluyen actividades de verdadero impacto, ya que en su mayoría giran en torno a celebraciones de fechas “especiales”, charlas, capacitaciones y talleres de temas genéricos, no necesariamente suficientes para ser una fuente de inspiración y conexión.

 

“En los entornos organizacionales es equivocado pensar que solo con hacer un proceso de selección que incluye unas pruebas psicotécnicas y una entrevista ya conoces lo suficiente de una persona cuando estás haciendo planes a mediano y largo plazo. Si bien es un primer gran y necesario paso, no lo es todo. Son necesarios un buen onboarding, el entendimiento de los objetivos y de su rol, el entrenamiento técnico, la generación de espacios de construcción, el acompañamiento en su adaptabilidad, el desarrollar sus competencias, acompañarlo en la gestión del cambio, valorarlo y reconocerlo”, agrega Villamizar Giraldo.

 

Las personas hoy siguen aprendiendo a vivir en este nuevo escenario, a superar los constantes cambios y a adaptarse a su entorno. Pero en el caso de los nuevos contextos laborales, requieren trabajar importantes cualidades y habilidades (análisis de datos, comunicación, resiliencia, entre otras), que ahora son más buscadas por las áreas de recursos humanos y por las que invierten recursos en programas de bienestar que ofrecen beneficios en áreas populares como la gestión del estrés, la actividad física y la salud financiera, algo que no sólo hará sobresalir a los elementos de la organización a nivel personal, sino también a nivel profesional.

 

 

Version Digital NEO

Revista digital #262 LOS NUEVOS MEDIOS DE PAGO. TURISMO DETONANTE DE RECUPERACION HOTELERA

 


Escucha en linea

 

Talkwalker