La jornada laboral híbrida llegó para quedarse

 

Por Esther Luiselli*

 

El impacto de la emergencia sanitaria por el virus SARS CoV-2 en la jornada laboral ha sido contundente, hace un año nos despedimos de las oficinas físicas con ninguna certeza de volver a ellas y con grandes temores de perderlo todo en temas de productividad.


La Jornada laboral híbrida llegó para quedarse

Hoy somos testigos de que aquella resistencia por abandonar la modalidad presencial se ha visto superada con creces, sorpresivamente y en contra de todos los pronósticos, el trabajo en casa se ha traducido en una sostenida productividad con resultados 100% positivos.

 

Como líder del equipo de creativos en Asesores en Prensa y Comunicación (APC), he aprendido una gran lección al optar por la libertad del trabajo digital, al principio por obligación y ahora por convicción a mi más grande pasión: La salud mía y de los que me rodean.

 

Conforme transcurría el 2020 y sin saber cómo hacerlo, aprendimos a adaptar los horarios y las actividades a una nueva vida que te da la oportunidad de vivir sin tráfico y con la capacidad de “teletransportarnos” con nuestros clientes a cualquier hora del día y en cualquier lugar. Sin embargo, ahora tenemos la gran responsabilidad de respetar nuestros tiempos laborales, que al principio, habían sido invadidos por la confianza de estar conectados 24/7 desde la comodidad del hogar.

 

La experiencia que hemos adoptado nos ha permitido apreciar la pandemia desde otra perspectiva: la mejor opción es la jornada laboral híbrida; y como creativos tenemos muy claro el objetivo de lograr que cada miembro del equipo decida libremente sobre presentarse a una oficina física de acuerdo con sus necesidades, pues se ha comprobado que la jornada digital funciona y está confirmado casi todo puede resolverse de manera remota.

 

Los retos

 

Un ejemplo de los desafíos que nos presentó nuestra labor creativa en la rama de la publicidad fue lograr una retroalimentación efectiva a la distancia, lograr “rebotar” ideas de manera exitosa, mismo reto que superamos a través de un canal virtual que está abierto durante toda la jornada laboral, en el cual siempre está conectado gran parte del equipo para aterrizar ideas.

 

La nueva era de la jornada híbrida nos abrió la puerta a otras posibilidades y otros objetivos, pues siempre debemos priorizar la salud e integridad de nuestro equipo, este es un compromiso clave que sustenta esta gran pasión por comunicar salud.

 

Este nuevo paradigma transformará también la estructura de las oficinas para hacerlas más creativas, generar un ambiente en el que logremos hacer juntas de diferentes tamaños, atendiendo diferentes necesidades, contar con un cuarto creativo, de este modo podremos definir cada reunión con un propósito claro.

 

Nuestra meta en un futuro es crear un concepto libre que permita a los colaboradores la asistencia voluntaria, sin embargo, en la jornada híbrida ideal queremos lograr una asistencia presencial dos veces por semana e instalar los requerimientos digitales en sus casas para mejorar su experiencia de trabajo.

 

Somos conscientes de las pérdidas tan cercanas que hemos sufrido durante este confinamiento y es por eso por lo que nadie debería exponerse ni exponer a sus seres queridos, menos aún si sabemos que la reactivación económica está sucediendo en este momento y es posible de manera digital, el futuro es hoy. 


 

*Esther Luiselli es directora de Asesores de Prensa y Comunicación (APC)

Version Digital NEO

Revista digital #262 LOS NUEVOS MEDIOS DE PAGO. TURISMO DETONANTE DE RECUPERACION HOTELERA

 


Escucha en linea

 

Talkwalker