Guaridas al aire libre en tiempos de COVID

Por Alicia Hernández Leos, Académica de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana

 

Como bien dijo el aclamado economista Ludwig von Mises: “la primera cosa que necesita un genio es respirar el aire libre”. Los estudios arrojan que los consumidores actuales buscan guaridas al aire libre que les proporcionen bienestar físico y mental; están hambrientos de socialización que les brinde alguna conexión humana a pesar de los recientes riesgos asociados con la salud.

Alicia Hernández
Mtra. Alicia Hernández Leos. Imagen: cortesía Universidad Panamericana

 

El 2021 ha sido un año de constantes ajustes en nuestros comportamientos y hábitos. Las restricciones en áreas públicas e interiores ocasionadas por los riesgos sanitarios, sumado a la movilidad limitada y aumento de carga laboral por el trabajo remoto, han impulsado a los consumidores a buscar espacios abiertos y con más contacto con la naturaleza que les brinden oportunidad de distracción, entretenimiento y recreación.

 

En el ámbito empresarial, los negocios tuvieron que reaccionar y fue imprescindible crear medidas de salud avanzadas, además de trasladar los eventos al exterior para que los consumidores puedan reconectarse de forma segura fuera de sus hogares. Hoy por hoy las empresas deben elaborar estrategias innovadoras de desarrollo de productos y servicios que incorporen esa nueva necesidad de los clientes de estar en entornos citadinos seguros, según lo dicten las reglas de salud gubernamentales.

 

¿Hacia dónde vamos?

Los clientes, sobre todo aquellos que viven en las grandes ciudades y zonas urbanas, han buscado en los últimos meses estas guaridas al aire libre. Desean oportunidades de conexión humana y socialización que a su vez los cuiden de los riesgos para la salud asociados con las reuniones en grupos grandes. El estar al aire libre es sumamente beneficioso para el ser humano, ya que influye a disminuir la fatiga al tener un potente efecto antiestrés, combate la ansiedad y depresión, mejora directamente el estado de ánimo y rendimiento de las personas así como ayuda a mejorar la concentración. 

La implementación de espacios al aire libre brinda un cambio de escenario y la sensación de conectividad, y paradójicamente una sensación de desconexión de la multitud. Cenar, ejercitarse y relajarse al aire libre se ha vuelto esencial para los consumidores confinados este 2021. Llegó la hora de adaptarnos o morir y es por ello que los negocios están ofreciendo actividades al exterior, como conciertos, ferias y óperas, para compensar la falta de eventos en interiores. Restaurantes, cines y gimnasios se adaptaron rápidamente, introduciendo los cafés en sus entradas o terrazas, auto-cinemas, clases de ejercicios al aire libre o incluso han surgido nuevas tendencias como el glamping, o camping glamoroso.

La demanda de lugares seguros y estéticos seguirá al alza como tendencia comercial para futuros años. Esto será una táctica importante para atender a los consumidores en esta nueva etapa. Los negocios deberán ser capaces de crear sus propias guaridas al aire libre adaptando los modelos de negocio para enfrentar las preocupaciones con respecto a la salud y a la vez ofrecer estos ambientes donde la gente pueda desconectarse de sus rutinas y continuar con la interacción que tanto requiere el ser humano como ser social.

Version Digital NEO

Revista NEO 264, Reputación Corporativa, es una Economía de Intangibles

 


Escucha en linea

 

Targetme DIRECTORIO DE MARKETING