¿Es México un país empobrecido?

 

Por Iván Castro Rivadeneyra. Director General en PQR Planning Quant

 

El INEGI recientemente publicó un documento llamado Cuantificación de la Clase Media en México 2010-2020. Este ejercicio innovador ayuda a entender la evolución de las clases altas, medias y bajas desde el año 2010 al año 2020. La idea fundamental consistió en clasificar hogares a partir de la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH), encuesta que también está a cargo del INEGI. Los hogares se agruparon a partir de sus características de gasto en diferentes rubros como consumo de proteínas (carnes rojas o pollo), gasto en alimentos y bebidas fuera del hogar, internet, educación, entretenimiento, predial, luz, pago de agua entre otros. A partir de este análisis se pudieron catalogar, como de clase alta; media o baja, los 29 millones de hogares que existían en 2010. Una vez hecho lo anterior, se expresaron los patrones de gasto de los hogares de cada clase (alta, media y baja) en 2010 a precios corrientes de los años subsecuentes de estudio. Finalmente, para cada año par desde 2010 al 2020, el INEGI obtuvo una clasificación de hogares que permitió identificar la evolución de las clases alta, media y baja en este rango de tiempo.

 

Pesitos
Imagen: Pixabay

Los resultados del ejercicio no pueden ser más reveladores. Cuando en el 2010 el porcentaje de hogares mexicanos que clasificaban en clase alta era de 2.5%, para 2018 el INEGI estimó un 2.2% y en 2020 tan solo 1.2%. Lo anterior tiene dos derivaciones relevantes. De entrada, el peso de la clase alta es menor a lo que otras fuentes como la AMAI reporta con un 7% para el NSE AB. En segundo lugar, tan solo entre 2018 y 2020, 335 mil hogares dejaron de ser considerados como clase alta.

Con respecto a la clase media, en el año 2010, el valor relativo en hogares fue de 42.4%. Para años posteriores, el escenario parecía halagüeño. En el 2012, la clase media alcanzó hasta el 43.3% de las viviendas, en el 2016 subió a un 45.8% y finalmente en el 2018 el porcentaje de hogares que se podrían asumir de clase media llegó a un máximo de 46.7%. Sin embargo, la crisis por COVID-19 aplastó la clase media en el 2020 a los mismos niveles del 2010, quedando en tan solo el 42.4%, lo que significa la salida de 1.1 millones de hogares.

Usted podría concluir entonces, por diferencia, que el porcentaje de hogares que clasifican como clase baja ha acompañado los movimientos de la clase media en la misma medida, pero en sentido contario. Esto es, para el 2010, el INEGI calculó que el 55.1% de hogares se ubicaban como clase baja, la tendencia fue decreciente hasta alcanzar un mínimo en 2018 de 51.1%. Sin embargo, la pandemia es responsable de que, en el 2020, la cantidad relativa de hogares que se pueden considerar de clase baja fue de 56.6%, lo que implica el ingreso de 2.5 millones de hogares a la llamada base de la pirámide.

Por lo tanto, regresando a la pregunta inicial si México es un país empobrecido, tal parece que ante esta evidencia la respuesta es afirmativa.

 

Contacto: @castrorivan y @PlanningQuant

Version Digital NEO

Revista NEO 266, El siguiente paso para la medición de audiencias

 


Shutterstock-Ebook publicidad inclusiva.

 

CDN Televisión en vivo y on demand GRATIS