Nuevas opciones terapéuticas para cáncer de mama

Por Barbara TzinTzun

Los pacientes que participaron en este estudio habían completado procesos de quimioterapia estándar, cirugía y radioterapia.

Celulas
Cadena de ADN

Recientemente se informó de los resultados positivos que arrojó el ensayo OlympiA, un estudio global de fase III que evalúa los beneficios y efectos secundarios de tratar a pacientes con mutaciones hereditarias de BRCA y cáncer de mama HER2 negativo en estadio temprano de alto riesgo con un inhibidor de un tipo específico de vía de reparación del ADN llamado inhibidor de PARP.

En el estudio participaron 1,831 pacientes de 23 países, de los cuales el 3% de la población era hispana. Tres años después de comenzar la medicación del estudio, el 23% de los pacientes que tomaron el placebo habían desarrollado recurrencia del cáncer, pero ese número se redujo en un 9 por ciento a 14% absoluto en los pacientes que recibieron olaparib, lo que proporcionó una reducción sustancial del riesgo de reaparición del cáncer.


“Los pacientes que habían completado los tratamientos estándar (cirugía, quimioterapia, radiación y habían comenzado la terapia hormonal) para cáncer de mama HER2 negativo de alto riesgo, se les ofreció la oportunidad de participar en el estudio en el que tomaron el fármaco de investigación, olaparib, o un placebo durante un año para ver si su riesgo de recurrencia del cáncer podía reducirse sustancialmente.

“Este estudio fue diseñado para estudiar específicamente el fármaco en mujeres y hombres con una mutación hereditaria en su gen BRCA 1 o BRCA 2. Esta mutación las coloca en alto riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario y otros cánceres a una edad temprana. Cuando se desarrollan cánceres en estos pacientes, los cánceres dependen en gran medida de una vía de reparación del ADN de respaldo que requiere una proteína PARP activa”

Dr. Charles Geyer, subdirector del Centro Oncológico del Hospital Houston Methodist y uno de los líderes del estudio OlympiA.


Si esa vía es bloqueada por un inhibidor de PARP como olaparib, las células cancerosas comienzan a morir mientras las células normales continúan viviendo.

El Dr. Geyer señaló que el tratamiento utilizado en OlympiA, ya está aprobado en mujeres con cáncer de mama metastásico HER2 negativo, pero en esa situación no es un tratamiento curativo.

La esperanza en OlympiA es que la terapia resulte en la curación de más mujeres con cáncer de mama temprano con la adición de olaparib.

Version Digital NEO

NEO 278 Marcas en Qatar, lujo, Los pilares de la Transformación de RENAULT

 


Revistas de NEO

 

Nazda 5