Crea una cultura laboral que empodere a tus colaboradores

"La tecnología es un superpoder. Tener una plataforma continua no-code/low-code le da ese poder a todos"

 

Por Daniel Lereya, vicepresidente de I+D y Producto en monday.com

 

Woman
Imagen: Pixabay

 

Dar poder a la gente. Democratizar el poder del software. Aumentar la accesibilidad a la tecnología de la fuerza laboral.

 

Las organizaciones de todo el mundo luchan por encontrar formas únicas de ayudar a sus empleados menos expertos en tecnología a salir de sus zonas de confort y explorar otros mundos que les resultan extraños.

 

Es posible que los empleados se sientan incapaces de cambiar su forma de trabajar si tienen poco conocimiento sobre codificación, o ninguno. Se ven obligados a recurrir a un desarrollador o a un especialista en TI, quienes probablemente crearán una solución temporaria o comenzarán un largo proceso de compra de un software rígido y costoso que no satisface sus necesidades.

 

¿La peor parte? Independientemente de la solución que ofrezcan, es muy probable que quede obsoleta en seis meses a medida que los objetivos y los flujos de trabajo de los empleados se vuelvan más complejos y necesiten algo más sólido para cumplirlos. Por lo tanto, se encuentran nuevamente en el punto de partida, no pueden agilizar su trabajo ni generar un impacto comercial.

 

Entonces, ¿qué pueden hacer las empresas para derribar este obstáculo y lograr una integración exitosa de todos los empleados en una fuerza de trabajo digital, independientemente de sus habilidades de codificación?

 

El secreto para desarrollar una cultura tecnológica empoderada es el tipo de tecnología que utiliza una empresa. Elegir un software de trabajo que ofrezca capacidades no-code y low-code puede ser un gran paso para ayudar a las empresas a avanzar hacia la inclusión.

 

Capacidades no-code

 

Si alguna vez has creado un sitio web en Wix o Webflow, sabes que no se requiere codificación. Eso es porque son plataformas no-code. Solo arrastrando y soltando simples bloques de construcción, cualquiera puede crear un sitio web funcional e incluso galardonado.

 

Estas plataformas no-code son esenciales para que las personas no solo se sientan expertas en tecnología, sino que también se conviertan en constructores, y así puedan transformar su estrategia en flujos de trabajo y sus conjuntos de datos en información procesable. Con el no-code como gran ecualizador, cualquiera puede crear soluciones personalizables y cambiar la dinámica de poder tradicional, con solo unos pocos clics.

 

Capacidades low-code

 

La funcionalidad robusta y visual de las plataformas low-code permite a aquellos con habilidades mínimas de codificación crear aplicaciones y soluciones que cambian las reglas del juego, produciendo un cambio dramático en la agilidad empresarial, sin un título en informática o sin tener que codificar desde cero.

 

Si bien el no-code es accesible para las masas y puede ayudar a los empleados a crear casi cualquier flujo de trabajo con integraciones y automatización intuitivas, siempre habrá aplicaciones que requieran algo de codificación. Con las capacidades low-code, los desarrolladores no-code pueden llevar nuevas soluciones lo más lejos posible, dándoles acceso a capacidades complementarias que impulsan lo que pueden lograr de forma autónoma. Luego, si realmente quieren llevarlo al siguiente nivel, los desarrolladores low-code pueden participar para llevarlos a la línea de meta. La asistencia técnica que hará que toda tu organización celebre.

 

Por qué el empoderamiento tecnológico requiere ambas capacidades

 

Hasta ahora, las plataformas low-code/no code parecen ser excelentes formas de transferir el poder del cambio organizacional a las manos de cualquier empleado. Pero encontrar un software de trabajo que haga ambas cosas, aprovechar el talento y ofrecer un espacio adecuado para cada persona, es importante para que la tecnología sea verdaderamente inclusiva para todos.

 

Pero no todas las herramientas no-code/low-code son iguales, o debería decir continuas. Muchas plataformas ofrecen capacidades no-code que están completamente desconectadas de sus capacidades low-code, lo que dificulta que los desarrolladores low-code y no-code trabajen de forma conjunta. Dicho esto, hay algunas plataformas cuyas capacidades no-code pueden conectarse sin problemas con las capacidades low-code.

 

Aquí hay algunas razones por las que tener una plataforma no-code/low-code integrada brinda una capa adicional de accesibilidad, empoderamiento y colaboración para tu organización:

 

  1. Dar autonomía a los empleados

Al ritmo que crece el mundo de los negocios, nunca habrá suficientes desarrolladores. En lugar de buscar programadores constantemente, debemos permitir que los empleados personalicen su software de trabajo a su manera. Después de todo, nadie mejor que ellos conoce los desafíos de su flujo de trabajo. Esta es la oportunidad para mejorar sus habilidades, brindándoles las herramientas y la autonomía para crear soluciones que realmente satisfagan sus necesidades.

  1. Crear internamente actualizaciones de funciones

Con un software low-code, tus equipos siempre pueden estar en ciclos de retroalimentación fluidos con tus equipos de desarrollo. En lugar de esperar que las plataformas externas creen las funciones que tanto necesitan, tus desarrolladores internos pueden crear fácilmente capacidades específicas en menos tiempo. Además, tienes comunicación directa con ellos en caso de que se requieran ajustes.

 

  1. Convertir las aplicaciones en el superpoder de tu organización

Este marco permite a los desarrolladores dedicar menos tiempo en crear características de nicho y, en su lugar, crear aplicaciones que se pueden usar en varios equipos, rompiendo aún más la barrera entre los desarrolladores y el resto de la organización. Si cada departamento puede personalizar aplicaciones prediseñadas en lugar de codificar funcionalidades similares desde cero, tu empresa se beneficiará de la colaboración y la eficiencia.

 

  1. Construir un lugar de trabajo empoderado

La creación de un espacio de trabajo centralizado no-code/low-code puede ayudar a fomentar la transparencia, la propiedad y la responsabilidad: los valores de la empresa que muchos líderes organizacionales siempre buscan incorporar a su cultura. Sobre todo, elimina fricciones y dependencias, lo que permite que la organización funcione rápido y finalmente tome el control de cómo se trabaja.

 

 

Version Digital NEO

NEO_273, Diversidad, más que una cuota. Crece Podcast. Fintech, que se espera. ISDI Apuesta fuerte en México

 


Targetme DIRECTORIO DE MARKETING

 

LIBRO: La economía de intangibles