Cambio de paradigma para mejorar la salud pública en AL

La Federación Latinoamericana de la Industria Farmacéutica (FIFARMA) presentó algunos hallazgos de su estudio “Entorno sobre las Políticas de COVID-19 y la Importancia de la Economía de la Salud en América Latina”, elaborado por WifOR, instituto independiente de investigación económica de Alemania, el cual midió la situación generada por el COVID-19 en materia del recurso económico público destinado a la salud en Brasil, Argentina, Perú, Chile, México y Colombia.


Cambio de paradigma para mejorar la salud pública en AL
Cambio de paradigma para mejorar la salud pública en AL

En este artículo, se resumen algunos de los indicadores encontrados en los servicios de Cuidado Intensivo, el grado de desarrollo o inversión de la industria farmacéutica en un país, y la asignación de los recursos públicos de cada país al sistema de salud.

 

Unidades de Cuidado Intensivo en la región

En lo referente a las Unidades de Cuidado Intensivo, Brasil y Argentina destacaron en América Latina con 20.6 y 18.8 UCI por cada 1 000 habitantes. El promedio de la región fue de 9.1 UCI por cada 100 habitantes, en tanto que los países de la OCDE dicen tener 12.0 unidades intensivas y Francia reporta 19.4. 

 

Te puede interesar:

 

*La pandemia amplió más la brecha entre los sistemas de salud pública del mundo

 

La industria farmacéutica en LA

 

El subdesarrollo de la industria farmacéutica en la región también afectó el manejo de la pandemia. Mientras la participación en los ingresos del mercado farmacéutico mundial superó el 45% y el 20% para Norteamérica y Europa, respectivamente, en Latinoamérica representó menos del 5%. 

 

El  valor agregado generado en la industria farmacéutica de Latinoamérica fue de cerca del 5%, mientras que la de EUA fue de 21% y en la Unión Europea cerca del 36%. En materia de investigación las diferencias son abismales. 

 

El 70 % de las empresas de investigación y desarrollo farmacéutico están en Europa y Estados Unidos, y solo el 1% se encuentra en América Latina. 

 

Debilidades de la Economía de la Salud en América Latina 

 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) define la Economía de la Salud como “la función del sistema sanitario de un país, destinada a la movilización, infraestructura y asignación de recursos para cubrir las necesidades sanitarias de la población, individual y colectivamente, dentro del sistema sanitario”. 

 

“Ha llegado el momento de ver en América Latina a la salud como una inversión, como un facilitador del crecimiento económico, la riqueza y el empleo en lugar de un costo para la sociedad”, señaló Yaneth Giha, directora ejecutiva de FIFARMA

 

Según HER, la economía mundial de la salud contribuye en US$6.3 millardos de

al PIB mundial* y sostiene 194 millones de empleos.

 

Concluyeron que las posibilidades del crecimiento que tienen los sistemas de salud de los países. Hoy en día el sector de salud pública participa en el  PIB y genera millones de empleos directos e indirectos en nuestros países. Por ejemplo, en Brasil representa el 9.7% del PIB y genera 6.8 millones de empleos directos y 3.2 millones indirectos. 

 

En Colombia representa el 7.7% del PIB y genera 2 millones de empleos directos y 200 000 indirectos. En Chile el sector salud genera más empleo (9.4%) que la construcción (8.5%) y el de la educación (8.9%). Cada dólar invertido en la Economía de la Salud genera un valor adicional en la economía en general.

 

Una concepción de la salud como inversión se traduciría en aumento del gasto público en salud, fortalecimiento de la investigación y la innovación en la industria farmacéutica de América Latina y de las capacidades regionales de producción de vacunas y medicamentos.

 

Estas condiciones generarían un crecimiento del mercado de la Economía de la Salud, de la economía general y la creación de millones de empleos en la región. Adicionalmente al impacto económico, la inversión en la Economía de la Salud tiene un efecto social pues contribuiría al cumplimiento de uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) propuestos por las Naciones Unidas, concretamente el objetivo 3, que busca garantizar una vida sana de las personas y promover el bienestar en todas las edades. 


 

Version Digital NEO

NEO_273, Diversidad, más que una cuota. Crece Podcast. Fintech, que se espera. ISDI Apuesta fuerte en México

 


Targetme DIRECTORIO DE MARKETING

 

LIBRO: La economía de intangibles