La humanización de los chatbots en reclutamiento, una tendencia creciente

 

 

Por Alejandra Martínez, Responsable de estudios de SherlockHR

 

En la actualidad, optimizar con tecnología y plataformas digitales las actividades del área de Recursos Humanos de las compañías dejó de ser un lujo, para convertirse en una necesidad.

 

Chatbot

 

Sin herramientas como la inteligencia artificial y la automatización de procesos, los colaboradores de esta área requieren destinar más tiempo y esfuerzo a sus labores diarias, que dentro de las compañías se convierten en costos de operación mayores.

 

En este aspecto, los chatbots destacan como una herramienta esencial para eficientar el proceso de reclutamiento de talento. Desde luego no son una tecnología precisamente nueva: Gartner, la firma especializada en tecnologías de la información, predijo desde 2019 que para este año, 70% de los trabajadores de oficina interactuarían a diario con plataformas conversacionales automatizadas.

 

En el caso del reclutamiento de personal en Recursos Humanos, este tipo de aplicaciones de tecnología conversacional tienen la capacidad de automatizar el proceso selectivo, desde la etapa de captación de candidatos hasta la selección y contratación.

 

Su funcionamiento es clave para que los flujos de reclutamiento sean más sencillos y precisos, en la búsqueda de los mejores resultados en cuanto a tiempo y detección del talento ideal para la compañía.

 

Pero, ¿es posible que este tipo de sistemas conversen con candidatos como si se tratara de un asesor humano? Desde luego, aunque no es una tarea fácil ni inmediata. Todas las respuestas y mensajes configurados dentro de un chatbot, así como el vocabulario y el tipo de lenguaje que emplean, fueron pensados y diseñados por humanos.

 

Para el reclutamiento, la comunicación debe ser programada cuidadosamente por un equipo profesional con experiencia en selección, con el objetivo de que el proceso sea fluido, positivo y el candidato tenga la sensación de que se está comunicando con otro ser humano.

 

Pero no todo radica en esa labor: se debe emplear una estrategia de aprendizaje automático y NLP (procesamiento de lenguaje natural), con el objetivo de que el chatbot aprenda de cada interacción y se vuelva cada vez más robusto, y capaz de contestar y resolver situaciones sin injerencia del personal.

 

Para ello, las empresas requieren un equipo de profesionales en Business Intelligence (BI) y Tecnologías de la Información (TI) que trabajen cuidadosamente en algoritmos que hagan que el chatbot aprenda con base en resultados para actuar y ejecutar según lo aprendido, y acorde con el lenguaje y tono estipulados al momento de su implementación.

 

¿Qué beneficios genera esta tecnología? Sin duda, el primero radica en la inmediatez para atender al candidato. Mantener informado al potencial empleado es fundamental para generar una experiencia positiva desde la etapa de reclutamiento.

 

En segundo lugar, destaca la agilidad y capacidad de atender a más candidatos de forma simultánea. De esta forma, el reclutador puede acelerar la preselección y dedicar más tiempo a entrevistar a más candidatos y hacerlo de forma personalizada. 

 

De acuerdo con nuestras estimaciones, un chatbot aplicado en la atracción y filtrado de candidatos puede generar un ahorro de tiempo de hasta 80%, a diferencia de hacerse de forma manual, lo que a su vez se traduce en la economización de recursos.

 

El reto ante el escenario anterior es conseguir un esquema de atención híbrido entre chatbots y colaboradores de reclutamiento, con el objetivo de automatizar la mayor cantidad de procesos posibles en materia operativa y hacer que el asesor humano intervenga para llevar a cabo las entrevistas finales, en busca de encontrar en los candidatos los valores y soft skills necesarios para ingresar.

 

Tecnologías como la explicada anteriormente son cada vez más adoptadas por las compañías en diversas áreas como marketing, ventas y facturación, entre otras, pero en el caso de recursos humanos aún queda un largo camino por recorrer en el que las firmas del país requieren de un aliado tecnológico que les brinde este tipo de plataformas, respaldadas por especialistas en atracción, selección y comunicación.

 

Vivimos en un mundo cada día más competitivo y en el futuro próximo, el talento será contratado por aquellas empresas que sean capaces de atraerlo y mantenerlo informado de forma personalizada en cada etapa del proceso.

 

Lo anterior, junto con la capacidad de realizar ese tipo de procesos en plazos de tiempo más cortos, es la clave para atraer a mejores candidatos, conseguir mayores índices de compromiso con los valores de la empresa y reducir la rotación de personal.

Version Digital NEO

NEO_273, Diversidad, más que una cuota. Crece Podcast. Fintech, que se espera. ISDI Apuesta fuerte en México

 


Targetme DIRECTORIO DE MARKETING

 

LIBRO: La economía de intangibles