¿Por qué es importante evitar la automedicación?

Por: María Díaz Petit, directora de marketing, producto y experiencia del cliente en Bupa México

 

A pesar de que tomarse una pastilla para el dolor de cabeza o un jarabe para el dolor de garganta son acciones muy comunes y la mayoría no causan un problema mayor, cuando se utilizan constantemente o con enfermedades preexistentes, comienzan peligros como la resistencia a los antibióticos, alergias y gastritis, entre otros inconvenientes.[1]

Medicación
Imagen: Pixabay

 

En nuestro país se calcula que desde el 2016 al 2021 más del 80% de la población se automedica, es decir, usa medicamentos por iniciativa propia sin indicación ni receta de un profesional.[2] Como se puede notar, esta no es una práctica inusual, sino que incluso ya forma parte del proceso de tratamiento de la mayoría de los mexicanos, pues se ha preferido resolver síntoma tras síntoma con medicamentos de venta libre en lugar de asistir con un médico como primera opción.

Esto es un problema que también puede enmascarar enfermedades más graves, pues se esconden o eliminan algunos síntomas que dificultan un diagnóstico correcto y, a la larga, representa un gasto incluso mayor. Si bien es cierto que la consulta de medicina familiar para no derechohabientes en el IMSS oscila entre los $969 pesos, no atenderse con un profesional desde el principio puede traer problemas mayores e incluso la necesidad de dirigirse a un especialista, cuyas consultas van desde $1,559 a $2,461 pesos,[3] precios que pueden ser más altos con médicos particulares o en clínicas privadas.

Un médico no solo tiene mayor conocimiento sobre cómo tratar todo tipo de enfermedades, también sabe que hay medicamentos que no deben ser combinados con otros, un dato que normalmente se ignora cuando se opta por la automedicación.

Un ejemplo muy claro en donde es mejor evitar la automedicación es durante el embarazo, ya que algunas sustancias se absorben fácilmente en la placenta y pueden afectar al bebé. Además de esto, el uso indiscriminado de antibióticos contra enfermedades virales como el resfriado puede provocar que ya no funcionen después cuando son realmente necesarios.

Lo mejor siempre será recurrir a la prevención y el autocuidado, tomando las medidas necesarias para evitar enfermedades fuertes y, en todos los casos de enfermedad, lo recomendable es consultar al médico antes de ingerir algún medicamento e informar al doctor si esto se ha hecho antes. Con estos consejos no solo se evita un diagnóstico inadecuado, sino muchas otras consecuencias. No recurrir a la automedicación también es parte de la prevención y no es aconsejable en ningún escenario; como mexicanos es de suma importancia nunca dejar de cuidarnos, entre nosotros y a nuestras familias.

 

[1] https://www.gob.mx/salud/articulos/automedicacion-una-mala-costumbre-que-puede-tener-graves-consecuencias

[2] https://www.gaceta.unam.mx/la-automedicacion-puede-enmascarar-y-agravar-enfermedades/

[3] https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5639077&fecha=22/12/2021#gsc.tab=0

Version Digital NEO

Human Connections Media, Recursos de Global en una independiente,  Omnicanalidad, ir más allá. Cómo escalar una App

 


EMSS KOTLER IMPACT ESPAÑOL

 

Shutterstock