5 Estrategias de Mercadotecnia Para Pymes de Servicios Legales

Existen oficios que, aunque pase el tiempo, su demanda no varía. Se trata de aquellos trabajos que siempre han sido y probablemente seguirán siendo necesarios. 

Así como se recurre a un peluquero regularmente cuando es necesario, lo mismo sucede con un abogado. Si tenemos alguna duda, consulta o situación que requiera asesoramiento legal, tendremos que acudir a un abogado que nos pueda ayudar, y no hay avance tecnológico que modifique eso.

Sin embargo, no hay que fiarse en exceso. Así como existe un mínimo de demanda asegurada, también hay una competencia feroz. Existen muchos bufetes o empresas de servicios legales y es difícil diferenciarse.

El campo de los servicios legales es, además, particularmente más complejo ya que se trata de un sector donde la innovación está muy limitada y es difícil destacar.

No obstante, aún existen maneras que pueden ayudarnos a llamar la atención y captar clientes de una forma distinta. Apostar al marketing digital es una buena opción que puede servirnos para alejarnos de los métodos más tradicionales y llegar a un público que quizás es más difícil.

La clave está en dejar de pensar que son ellos quienes acudirán a nosotros y empezar a utilizar métodos para atraerlos hacia nuestra empresa y nuestros servicios.

 

5 Métodos de Mercadotecnia Para Aplicar en Bufetes y Empresas de Servicios Legales

 

Abogado
Fuente: Freepick

Sitio web y contenido

 

Es importante empezar desde lo más básico. Aunque pueda resultar obvio, no es raro aún hoy en día encontrarse con empresas de servicios legales sin un sitio web o con uno muy poco funcional.

Tener un sitio web es obligatorio. Necesitaremos tener una carta de presentación o un punto de referencia para que quien nos busque pueda encontrar lo que necesita. No hay peor experiencia que buscar una empresa determinada y no encontrar ningún resultado útil en el buscador.

Además de ser atractivo, nuestro sitio web debe ser útil y funcional. Debe incluir los servicios que se ofrecen, datos de contacto, información general sobre quiénes somos y qué hacemos. Quien visite la web debe encontrar todo lo que esté buscando.

Afortunadamente, además, existen programas para asesorías que pueden ayudarnos a crear un sitio web a nuestro gusto y mantenerlo actualizado y activo.

No obstante, esto no es lo único. Podemos aprovechar este espacio para ofrecer a los clientes otro tipo de contenido, relativo a la actividad y que pueda serles útil y atractivo.

En el caso de una pyme de servicios jurídicos o un bufete de abogados, crear contenido divulgativo puede ser un buen gancho para atraer visitas. Datos útiles del día a día que tengan aspectos legales, información que ayude a resolver dudas comunes o que explique qué acciones llevar a cabo en determinadas situaciones que requieran asesoramiento legal.

En resumen, crear contenido con información que la gente pueda necesitar, quiera leer y, sobre todo, compartir.

En el próximo punto veremos, también, por qué el contenido relevante de nuestro sitio web puede ser una pieza clave para atraer nuevas visitas.

SEO

 

Quizás ya hayas escuchado hablar de SEO, solo conozcas de oído o jamás hayas visto estas siglas y pienses que es algo similar a un CEO. Si tu caso es este último, podemos ya decirte que no tiene absolutamente nada que ver.

El SEO es un conjunto de estrategias que sirven para optimizar el resultado de los buscadores. Sus siglas vienen, de hecho, de Search Engine Optimization, que significa justamente eso.

Es importante, también, distinguirlo del SEM. En ese caso, los primeros resultados en las búsquedas aparecen a cambio del pago de una cantidad. El SEO, por el contrario, es gratis y totalmente orgánico.

Es importante entender el SEO como la manera que tenemos de decirle a los buscadores de qué se trata nuestro sitio web. El uso de palabras clave es primordial, debe ser aquella que mejor nos describa, que sea inherente a la actividad y que sea probable que usen los clientes para buscar.

El uso de palabras clave y su posición son lo más importante y por donde deberíamos empezar. Podemos hacer mercadotecnia local y utilizar quizás el nombre de la localidad en la que nos encontremos o buscar algunas más específicas y con menos competencia.

Al igual que con casi todo, se trata de probar y analizar los resultados para determinar qué opción es mejor.

El contenido del que hemos hablado anteriormente es importante ya que nos permite emplazar palabras clave e instalar nuevas de forma natural que atraigan a clientes y ayuden al buscador.

Forma parte de la estrategia de SEO el aplicar mejoras a nuestro sitio web. Que sea accesible, responsive, con un tiempo de carga corto y con textos alternativos que expliquen las imágenes. Pequeños cambios que pueden hacer una gran diferencia.

 

Especialización

Hay veces que menos es más. Un grave error que cometen muchas pymes de servicios legales es intentar abarcar muchos campos a la vez. En su afán de querer aparecer disponibles y ofrecer todo lo que un cliente pueda necesitar, terminan sin brindar un servicio de calidad.

No siempre es necesario responder a cualquier necesidad que un cliente necesite. De hecho, desde el punto de vista de la mercadotecnia, la especialización en un determinado sector o campo puede ser más beneficioso.

Ofrecer servicios o asesoramiento jurídico específico puede darnos muy buenos resultados. Un cliente que necesite ayuda en un determinado campo, preferirá acudir a una asesoría que esté especializada en esa frente a otro más genérico.

Infunde en los clientes una mayor confianza, ya que entienden que al dedicarse exclusivamente a ese sector, probablemente tengan mayor experiencia y conocimientos y podrán, por tanto, brindar un mejor servicio.

Además, es una muy buena manera de diferenciarse de la competencia. Serán menos los otros bufetes o asesorías que ofrezcan estos servicios y los clientes tendrán menos lugares entre los que elegir.

Otro tipo de especificación es la localización, de la que hablamos anteriormente y hablaremos también más adelante. Podemos hacer mucho hincapié en la localidad o zona por la que nos movemos y aunar los esfuerzos de mercadotecnia solamente en esta área.

De este modo, cuando cualquiera necesite servicios legales, seremos siempre el primer resultado y la primera opción que encuentren.

fy
Fuente: Freepick

 

 

Publicidad o Ads

 

Hemos hablado del SEO previamente como una opción válida para obtener más visitas y conseguir estar en lo más alto de los resultados de búsquedas. Se trata de una opción muy válida, útil y que puede dar muy buenos resultados, pero a veces no es suficiente.

La optimización orgánica puede estancarse o, debido a la gran competencia, no ser suficiente para destacar frente a otras pymes que ofrezcan servicios similares.

En esos casos, es momento de plantearse el uso de publicidad de pago que nos permita posicionarnos mejor frente al público.

Puede ser a través de Google Ads, una opción muy popular y que nos ofrece un gran abanico de posibilidades en base al presupuesto que tengamos.

Google Ads nos ayuda a posicionarnos en buscadores, pero también en sus propios productos, como puede ser Google Maps, Google My Business u otros como Gmail.

Se trata de herramientas muy populares y con gran alcance, que nos permitirán tener una visibilidad enorme y llegar a una audiencia mayor.

Si hacemos uso de las redes sociales, también podemos apostar por la publicidad en ellas. Facebook Ads es una herramienta muy sencilla y útil.

Gracias a los datos que posee, nos permite filtrar la audiencia hasta niveles inesperados, desde la edad, hasta filtrar por gustos e intereses similares.

En el momento en que el SEO deja de dar resultado o cuando queremos dar un paso más allá en nuestra estrategia de mercadotecnia, apostar por la publicidad de pago puede ser una alternativa útil y una inversión a futuro.

Email Marketing

Un viejo clásico que, literalmente, lleva toda la vida existiendo es la publicidad a través del correo. Desde la existencia del servicio de correo que encontramos sobres, panfletos o revistas con publicidad en los buzones.

Con el uso masivo del correo electrónico, esta práctica supo adaptarse y con ella se acuñó el término ”spam” para referirse al correo publicitario no deseado.

El bajo coste que suponía el envío de publicidad online frente al correo físico, ha hecho que muchas empresas abusaran de esta práctica creando una mala fama de innecesaria, molesta y no deseada. El marketing a través de email se asociaba automáticamente al spam.

Afortunadamente, hace algunos años que esto ha cambiado. Muchas pymes se están dedicando a crear newsletters serias, informativas y que no son invasivas. 

Solo aquellos que expresamente han dado su consentimiento, reciben en su casilla de correo electrónico de forma periódica emails con contenido relevante, información de actualidad y datos interesantes.

Desde el punto de vista de la mercadotecnia, estas prácticas pueden ser geniales para atraer clientes y crear comunidad. A través de estos emails, podemos enviar a los clientes contenido relevante como el que publicamos en la web y ofrecer, de manera sutil, nuestros servicios.

De este modo podemos crear una relación estable y de confianza entre pyme y cliente que ayudará a que no dude en recomendarnos y acudir a nosotros en el momento que tenga cualquier situación en la que necesite asesoría legal.