Tecnología revoluciona la experiencia de compra

Los desafíos crecen día a día para las empresas minoristas, pues además de competir contra compañías del mismo rubro en el terreno físico, se enfrentan a competidores, cada vez más sólidos en el entorno digital, mismos que ofrecen experiencias de compra más dinámicas y ágiles. ¿Qué pueden hacer los retailers tradicionales? Digitalizarse


Tecnología revoluciona la experiencia de compra
Fotografía por MONOPOLY919 / Shutterstock

El sector minorista es el que más ha sentido el impacto del comercio por Internet. Los costos de personal, alquiler, mantenimiento y operaciones han dejado a los locales comerciales en desventaja con sus contrapartes en Internet.

 

Hasta hace unos años, se consideraba que los retailers tradicionales contaban con la ventaja de poder brindar atención personalizada a sus visitantes en el punto de venta, sin embargo, esta también se ha ido diluyendo por la incapacidad que tienen los minoristas de conocer detalladamente a sus clientes.

 

En este rubro, los competidores digitales les llevan la ventaja, debido a que constantemente están recogiendo información de sus usuarios, pueden segmentar la comunicación e identificar uno a uno a sus clientes.

 

En contra parte, los retailers tradicionales se enfrentan a problema de distribución de sus artículos en la tienda, dificultad para encontrar productos y largas colas en las cajas de pago, entre otros.

 

¿Cómo los retailers pueden optimizar la experiencia del cliente?
La mejor manera de emparejar la balanza ante este contexto de desigualdad es que los minoristas comiencen a convertirse en espacios digitalizados.

 

De esta manera podrán conocer mejor a sus consumidores, qué buscan, cómo buscan, cuánto tiempo invierten en sus búsquedas, qué les atrae, por qué no compran algo que vieron, cómo prefiere pagar, etc.

 

Sin embargo, no es tan sencillo. De hecho, uno de los desafíos al que suelen enfrentarse los administradores de tiendas es que no tienen una manera de captar datos precisos que permitan tomar decisiones de negocios más inteligentes.

 

En estas circunstancias, una solución eficaz podría ser la inteligencia artificial (IA) y el deep learning, acompañadas de monitoreo en video, capaz de recoger datos valiosos sobre sus condiciones operativas en tiempo real, mismos que le les permita mejorar el servicio al cliente y aumentar la ventaja competitiva de sus tiendas.

 

Las tecnologías de video inteligentes tienen muchas aplicaciones en los locales comerciales. Por ejemplo:

  • Conteo de personas, para hacer seguimiento del flujo y número de clientes, identificar horas pico, calcular la tasa de conversión a partir del número de visitantes y medir el ROI de una campaña de marketing.
  • Reconocimiento de clientes VIP, para que los administradores puedan adaptar sus servicios a clientes relevantes.
  • Mapas de calor, para revelar la popularidad de determinados productos o promociones en la tienda, saber cuánto tiempo pasan en áreas específicas
  • Detección de colas, para vigilar la situación de las colas en tiempo real y permite orientar a los empleados para ordenar a las personas y evitar amontonamientos
  • Integración de Punto de Venta (POS), para responder precisamente cuando ocurra un conflicto.

A través del conteo exacto de personas, de la rápida identificación de clientes VIP, del diseño óptimo de exposición de sus artículos y de la reducción de los tiempos de espera, los administradores de tiendas podrán transformar la experiencia de compra y mejorar su estrategia de ventas muy rápidamente.

Version Digital NEO

NEO MARZO