Raúl Jiménez, nuevo embajador de Bridgestone

A partir de que Bridgestone implementó una estrategia de posicionamiento basada en vincular su marca con el deporte, ha logrado crecer 14% su reconocimiento de marca en los últimos meses.


Raúl Jiménez, nuevo embajador de Bridgestone
Fotografía: Raúl Jiménez, nueva embajador de marca para Bridgestone. / Cortesía Bridgestone

Bridgestone está por lanzar una nueva campaña regional llamada “La Llanta Oficial del Deporte”, con la que buscará continuar elevando su presencia en la percepción de los consumidores, así como reforzar su liderazgo en el sector.

Dicha campaña mantiene su visión estratégica de Sports Marketing que establece como puntos de encuentro a los deportes y su modelo de negocio.

Bridgestone, enfocada a la fabricación de neumáticos, ha comenzado a incrementar su presencia en los deportes más relevantes a nivel mundial, como la NFL, PGA, Copa CONMEBOL Libertadores, o los Juegos Olímpicos.

Esto, según Alejandro Cortés, director de Mercadotecnia de Bridgestone Latinoamérica Norte, se debe a que el marketing deportivo es una tendencia de comunicación y posicionamiento que funciona en la región.


El dato: de acuerdo con la consultora Nielsen, un 64% de los mexicanos encuentran más atractiva una marca que se asocia con eventos deportivos.


En México, la compañía ha aplicado y adaptado esta estrategia al deporte más seguido y visto por los mexicanos: el futbol, pues según la última encuesta de consulta Mitofsky, este es el deporte más popular en el país, ya que lo consume un 58% de la población.

La manera en que lo han ejecutado es por medio de la creación de alianzas estratégicas con clubs y personalidades destacadas del rubro, como Raúl Jiménez, estrella del futbol inglés.

El futbolista surgido de las fuerzas básicas del Club América recientemente se convirtió en el jugador mexicano más caro en la historia, gracias a su firma de contrato con el club Wolverhampton.


El dato: la transferencia de Raúl Jiménez de SL Benfica a Wolverhampton tuvo un valor de EUR$38 millones, lo cual lo convierte en el mexicano más caro, pues superó la cifra de EUR$24 millones que el PSV Eindhoven pagó por Hirving Lozano.


De acuerdo con el directivo, la razón detrás de la incorporación de Raúl Jiménez como embajador de marca es que consideran que representa la pasión por cumplir metas, trabajo en equipo, liderazgo y esfuerzo constante para alcanzar el éxito; valores que también forman parte de Bridgestone.


 “Conectar cualquier marca con su público objetivo es un reto, apostamos por el deporte en México porque sabemos que el consumidor se encuentra ahí, es decir, el entretenimiento, los deportes y la música son parte de su vida”, Alejandro Cortés, director de Mercadotecnia de Bridgestone Latinoamérica Norte.


 

Version Digital NEO

NEO julio