Del Jardín a la Filigrana

La antigua técnica de la filigrana confeccionada con hilos de plata y/o oro, totalmente a mano, heredada de generación en generación es un vestigio de la riqueza artística de los orfebres, y cultura de Oaxaca.


Del Jardín a la Filigrana

 

Los delicados hilos de oro y/o plata sirven de telón de fondo para La habilidad y el arte de los orfebres de Oro de Monte Albán encuentra los elementos necesarios (ayudados únicamente con utensilios manuales), para crear arte en filigrana y  entretejer la belleza y cultura de la entidad que ha sido cuna de culturas ancestrales como la mixteca y zapoteca.

Para estas fechas, la casa de los maestros orfebres de Oaxaca, promueven unas piezas icónicas que a su manera las asemejan a una belleza natural:  “Del Jardín”.

A través de piezas que fusionan el pasado con el presente -ya que la filigrana es considerada uno de los máximos exponentes de la joyería prehispánica en nuestro país-,  y bajo el compromiso de preservar el patrimonio cultural y el arte de la joyería oaxaqueña, los orfebres de Oro de Montealbán hacen también en esta colección, un homenaje a quien en su vientre da la vida.

La pieza icónica “Del Jardín”, aretes hechos totalmente a mano en filigrana, aluden la elegancia de un romántico encaje, y busca rendir un homenaje a la mujer de todos los tiempos: A una mamá, una hija o una hermana.

 

Taller de enseñanzas

Impulsar la educación y el respeto forma parte de la herencia que busca transmitir la empresa Oro de Monte Albán a las nuevas generaciones de diseñadores de joyería. Su taller de enseñanza de joyería en México avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), organismo comprometido con la defensa de la cultura; simboliza un esfuerzo por conservar el legado de nuestros antepasados y proyectar a otras fronteras, el arte que caracterizo a las culturas Mixteca y Zapoteca.

Oro de Monte Albán es la casa de los joyeros que han fabricado reproducciones del tesoro de la Tumba número 7 de Monte Albán, entre otras piezas, y que comparten la pasión, sensibilidad e ingenio de sus artistas joyeros con emprendedores de todo el mundo que desean conocer más de la cultura de nuestro país a través de cursos especializados.

Actualmente Oro de Monte Albán exporta sus joyas a toda América y Europa. Cuenta con puntos de venta en Oaxaca, en la zona arqueológica de Monte Albán, San Miguel de Allende; Guanajuato y el Centro Histórico de CDMX (The Shops Down Town).

Version Digital NEO

NEO junio