Es momento de hablar, Huawei

El pasado jueves, el presidente en turno de EUA, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que supone un duro golpe para Huawei, apenas meses después de haberse consolidado como el segundo mayor fabricante de smartphones del mundo.


*Los juicios y opiniones vertidas en este artículo son propiedad de su autor y no representan el punto de vista de NEO

Es momento de hablar, Huawei
Fotografía por testing / Shutterstock

**Actualizado al 22 de mayo de 2019

Se ha producido un hecho que, probablemente sea de los más drásticos en la historia de la telefonía móvil reciente: Huawei, a partir de ahora, ya no podrá hacer tratos ni intercambios con ninguna firma que radique en territorio estadounidense, sin una autorización previa.

El origen de la restricción se halla en un conflicto comercial y arancelario que han sostenido China y EUA desde hace varios meses, aunque alcanzó su punto álgido en diciembre de 2018.

Este veto también involucra un aspecto que los analistas califican como una “carrera” por liderar el despliegue de la tecnología 5G, en la cual participa activamente Huawei, de la mano de empresas de telefonía de diferentes partes del mundo.

Asimismo, expertos en la industria refieren que esta medida puede provenir de una denuncia que el gobierno norteamericano hizo en meses pasados a través de la cual acusaba a la firma de tecnología y telecomunicaciones china por espionaje y comprometer la seguridad nacional de EUA.


Fundador de Huawei rompe el silencio


¿Herida de muerte para Huawei?
Limitar a la compañía e impedir que esta pueda establecer negociaciones con otras empresas es una medida que afecta a la organización en diferentes aspectos, como el proceso de fabricación de los productos de la marca o incluso comprometer sus ventas.

Hasta el momento de la publicación de este artículo, ya se conocen algunas de las principales repercusiones que esta disposición tendría para Huawei.

Principalmente, se habla de una pérdida de la licencia de Google, gracias a la cual Huawei recibía soporte y actualizaciones de software por parte de la firma californiana.

Dicho de otra manera, las apps de Google que usualmente vienen preinstaladas (como Gmail, YouTube, Maps, Drive, etc.), ya no estarán presentes en ningún dispositivo de Huawei que sea lanzado en el futuro.

De igual manera, las aplicaciones actuales ya no contarán con mejoras ni nuevas versiones a partir del 19 de agosto de 2019, periodo límite otorgado a Huawei por el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

¿Qué supone esto? Las firmas de tecnología que proveen chips, antenas e insumos a Huawei ya no podrán hacerlo más.

Entre ellas se encuentran Microsoft e Intel (socios comerciales de la firma de Shenzhen para su división de cómputo), así como Qualcomm y Broadcom (fabricantes de microchips y otros microcomponentes que Huawei implementa en sus dispositivos móviles).

Debido a ello, podría producirse un freno contundente en el desarrollo y progreso de la compañía, apenas unos meses después de haberse colocado como el segundo mayor fabricante de smartphones a nivel mundial, por debajo de Samsung.


El dato: de los US$70 millardos que Huawei gastó en componentes y otros suministros el año pasado, US$11 millardos fueron de empresas estadounidenses (AFP).


Reputación en juego
Tras el anuncio se ha producido una polémica que afecta, principalmente, la reputación en el mercado de la firma dirigida por Ren Zhengfei ante sus consumidores, ya que existen una serie de aspectos que no han sido esclarecidos por ninguno de los involucrados.

Desde el momento en que se dio a conocer esta ruptura, las redes sociales y los medios digitales comenzaron a reaccionar al respecto, y se creó un ambiente efervescente al cual Huawei Mobile México reaccionó, por medio del siguiente comunicado.

Es momento de hablar, Huawei, Comunicado Huawei Mobile Mexico
Comunicado obtenido del Facebook oficial de Huawei Mobile México

Este mensaje se produjo en un contexto de incertidumbre por parte de los consumidores que ya poseen un dispositivo móvil de la marca o que consideraban adquirir alguno, y es que aún falta definir, con amplitud en los detalles, qué ocurrirá con los teléfonos que ya se encuentran en el mercado y los que están por venir.

Probablemente, esa sea la inquietud primordial de los consumidores, no solo en México, sino en el resto de los países. Hoy, más que nunca, los usuarios investigan, cuestionan y se informan sobre las acciones de las marcas y los productos que adquieren.

Aspectos como servicio y atención al cliente, en los cuales Huawei se encuentra comprometido con este conflicto, son de los que mayor interés generan en los consumidores.

Según las conclusiones obtenidas por el quinto informe State of Marketing de Salesforce, un 60% de los publicistas realiza el seguimiento de la satisfacción del cliente y 52% realiza el seguimiento de las tasas de referencia del cliente.

Adicionalmente, también están cada vez más interesados en la manera en la que los consumidores siguen la participación en los canales digitales en las redes sociales (54%).

Para erradicar la tensión provocada, este acontecimiento requiere una intervención con autoridad de Huawei para poner en claro cuáles son los pasos a seguir para la compañía, ya que, continuar en un ambiente de desinformación, podría llevar a la marca a una crisis y afectar el prestigio que ya ha adquirido en el mercado mexicano.


Huawei vive crecimiento histórico en México


Vale la pena recordar que, al cierre de 2018, la firma de tecnología aumentó su presencia en el mercado de manera insólita, puesto que alcanzó un 9.5% de cuota de mercado, según The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

The CIU Ecosistema competitivo smartphones 4T 2018
Fuente y realización: The Competitive Intelligence Unit

Es decir, tuvo un crecimiento de 4.9 puntos porcentuales, con respecto a la participación de mercado lograda al final de 2017; una cifra abrumadora e histórica.

Tal aspecto cobra mayor relevancia si se considera que la marca es el segundo elemento fundamental tomado en cuenta por los mexicanos al realizar una compra de un celular, aunado al precio (el elemento más importante) y las características del producto (tercero en relevancia), según The CIU.

Los consumidores necesitan una respuesta clara y oportuna, con autoridad y que termine con todos los aspectos aún irresueltos.

Es momento de hablar, Huawei.

 


**Actualizado al 22 de mayo de 2019

Tras dos días de cataclismo mediático y suposiciones, Huawei ha emitido un comunicado que aclara qué es lo que ocurrirá con los dispositivos de la marca que ya estén en el mercado, o bien, se encuentren a la venta.

Tal pronunciamiento contribuye a liberar el panorama de dudas de los usuarios de Huawei o potenciales consumidores, quienes vivieron momentos de incertidumbre con respecto a la posible obsolescencia forzada de sus smartphones, luego de la orden ejecutiva firmada por el presidente de EUA, Donald Trump.

Este es el mensaje emitido por Huawei Mobile México el 22 de mayo de 2019 a las 18:35 hrs.

Es momento de hablar, Huawei, Comunicado Huawei Mobile Mexico 22 de mayo
Comunicado obtenido del Facebook oficial de Huawei Mobile México

A partir de lo que la marca ha expresado, queda claro que todos los equipos de la firma que hasta ahora se conocen (y han salido al mercado), seguirán siendo considerados por Google para recibir el soporte general que brinda a los teléfonos que usan Android como sistema operativo.

Sin embargo, no explica hasta cuándo será efectiva su relación, pues debe recordarse que el 20 de mayo el Departamento de Comercio de Estados Unidos redujo parcialmente la prohibición del gobierno estadounidense sobre Huawei, al concederle una extensión de licencia para poder mantener sus redes vigentes y proporcionar actualizaciones de software a los productos existentes de Huawei hasta el 19 de agosto de 2019.

Por otro lado, no queda claro qué medidas tomará la empresa con los próximos equipos por salir a la venta, tanto de Huawei, como de su submarca HONOR, pues estos ya no podrían incorporar los servicios de Google.

En ese sentido, permanece la incógnita acerca de cuál será el sistema operativo que implementarán los nuevos teléfonos de ambas marcas.

Al respecto, han surgido versiones que sugieren que Huawei podría liberar un sistema operativo propio (que se encuentra en desarrollo) entre otoño de 2019 y la primavera de 2020.

Pese a ello, será necesario que la empresa asiática, nuevamente, dé explicaciones al respecto.

Hasta ahora, el manejo de crisis ha sido efectivo, en términos generales, aunque con tiempos de respuesta considerablemente lentos, mismos que han generado episodios de angustia en diversos grupos de personas. Para evitarlos, el anuncio definitivo debería tardar menos en llegar.

Huawei, quedan asuntos pendientes por explicar.

Version Digital NEO

NEO agosto