La fiesta que cambió la historia del tequila

Enrique de Colsa, Maestro tequilero de Don Julio, fue aprendiz del fundador y creador de Tequila Don Julio, Julio González; nos concedió una entrevista para platicar de la fiesta que cambió el rumbo de toda una categoría.

Felipe

Enrique de Colsa es ingeniero industrial y su principal área de experiencia son los líquidos; Colsa entró en contacto con el mundo del tequila por sus colaboraciones con empresas de la industria, dónde tuvo la oportunidad de conocer a Julio González, quien fuera el fundador y creador de la icónica marca "Don Julio".


"El tequila es una bebida mexicana que tiene más de 300 años de antigüedad: los europeos trajeron los procesos de destilación y se comenzó a consumir asociado a la idea de la fiesta, el mariachi, la sal y el limón"

Enrique de Colsa, maestro tequilero de Don Julio


Don Julio González fue pionero en pensar que había posibilidad de mejorar los procesos productivos del Tequila: "Julio González comenzó a cambiar métodos para hacer algo de lo que estuviera orgulloso."

Don Julio es un tequila que domina los segmentos Premium y Ultrapremium; hace 32 años, en 1987, se lanzó la marca don Julio con una producción que se generó de una fiesta que ofreció la familia de Don Julio González para celebrar su vida y su legado.


"Don Julio buscó agaves más maduros, cocer a temperaturas más bajas, conservar los mejores sabores y el aroma. Don Julio buscaba conservar un par de litros de sus mejores reservas y ese fue el tequila que se ofreció en una fiesta familiar para los amigos y familiares de Don Julio. Originalmente no pensaba en comercializarlo, buscana coleccionar sus mejores tequilas para compartirlo con sus amigos, de hecho la icónica botella chaparrita que se eligió, fue para que los amigos de Don Julio pudieran platicar en la fiesta", relata De Colsa.


De Colsa comentó que, cuando era estudiante no imaginaba que se fuera a dedicar a ser maestro tequilero, pero con los años comenzó a involucrarse en distintas tareas como maridar, obtener nuevos productos, colaborar en coctelería, entre otras. Su manejo del idioma inglés lo llevó a ser el responsable de dar los recorridos por la fábrica y la explicación para los visitantes. Poco a poco se enamoró de este mundo y actualmente ha interactuado con algunos de los más grandes chefs de nuestros tiempos, con quien ha organizado cenas maridaje de esta bebida que es ya un orgullo más de nuestro México.

Version Digital NEO

NEO septiembre