Tips para enseñar a los niños el ahorro a largo plazo

La financiera Principal, especializada en ofrecer soluciones financiera para el retiro y gestión de activos, propone acercar a los pequeños de la casa al hábito del ahorro, ya que se convierte en la parte más importante para lograr su objetivo.


Tips para enseñar a los niños el ahorro a largo plazo
Imagen de Sunny studio para Shutterstock

La primera lección que todo niño debe aprender, según Principal es que el ahorro no significa guardar el dinero que sobre. Por el contrario, es necesario destinar una cantidad fija de su mesada o domingos, que podrán gastar en el futuro.

 

Para que la administración y el ahorro se convierta en un hábito simple, y que además les permita conocer las diferencias entre ahorros a corto, mediano y largo plazos, Principal recomienda que los pequeños utilicen una alcancía con divisiones o utilizar una para cada una de sus metas, por ejemplo para un juguete pequeño, un videojuego, o de largo plazo, para un juguete más caro.

 

De esta manera aprenderán las diferencias de establecer metas financieras para el corto, mediano y largo plazo, de acuerdo con el costo de lo que deseen comprar y el tiempo en el que ahorrarán.

 

Y para que el ahorro a largo plazo sea un aprendizaje continuo, una vez que decidió para qué ahorrará, se le debe ayudar a restablecer la meta. Analizar el tiempo que tardarán en juntar el dinero que necesitan para cumplir el objetivo.

 

Es recomendable que lleve un registro financiero sobre sus ahorros, para que los niños pueden saber con exactitud con cuánto dinero cuentan para alcanzar su propósito financiero. Para ello, cada vez que guarde o saque dinero de su alcancía, debe anotar la cantidad en una libreta, junto con la fecha.

 

Los niños aprenden con el ejemplo. Por ello, cuando se planee hacer alguna compra, es recomendable compartir ese propósito con los pequeños del hogar. Contarles cuál es el precio de lo que deseas adquirir y el tiempo que te tomará reunir el dinero. Así no sólo valorará el dinero en sí, también todo lo que se compre con ese ahorro.

 

Una vez que dominaron el ahorro a largo plazo en una alcancía, es importante que los niños comprendan que existen instituciones financieras autorizadas que, a través de productos y servicios, les ayudan a administrar su dinero de una forma más eficiente. 1

 

Para encauzar a los niños a ahorrar en alguna institución, por razones de seguridad, es recomendable abrirles una cuenta de ahorro, ya que esto les dará la confianza de que su dinero está seguro. 2

 

Antes de contratar una cuenta de ahorro, es importante que comparen y elijan la que ofrezca mayores rendimientos, cobre menos comisiones por cualquier movimiento, como la anualidad, reposición de la tarjeta o el mantenimiento de un saldo mínimo mensual, y se ajuste a lo que necesita.

 

1

2

Version Digital NEO

NEO edición #244