México tiene más de 1.5 millones de habitantes con tartamudez

La tartamudez afecta a las 1.5% de la población mundial y en Mexico hay más de 1.5 millones de habitantes tartamudos. Este padecimiento afecta más a hombres que a mujeres. Se estima que por cada cuatro hombres tartamudos, hay una mujer con tartamudez.


México tiene más de 1.5 millones de habitantes con tartamudez

Estudios han demostrado que el origen de este padecimiento es neurológico/ genético / hereditario  con una afectación psicosocial. 

En México hay una organización que busca mejorar este signo clínico. Se trata del “Proyecto Ernest, Transformando la Tartamudez”, una comunidad de adultos que crecieron con disfluencia del habla,  y quienes se han entrenado en cuatro aspectos para mejorar su fluidez al hablar:  

 

1-Remplazamos la tartamudez por una técnica especifica que reduce bloqueos y nos acerca a comunicar asertivamente cuando somos constantes y disciplinados. (Fisicamente

2-Vamos en corriente con la misma tartamudez y curiosamente nuestra fluidez aumenta sin resistirla. (Emocionalmente).

3- Nos exponemos a lo que hemos ido evadiendo para tomar las riendas de nuestra vida y tener una percepción distinta y armoniosa de nuestra identidad y capacidades. (Mentalmente).

4- Son puntos fundamentales en los que nos enfocamos para impulsar nuestro rendimiento en comunicación y liderazgo. (Paz interna y creatividad)

 

Este grupo considera que trabajando de esta manera, ha creado nuevos caminos neuronales que impactan de manera significativa en el liderazgo de la población con disfluencia del habla, en su toma decisional y personalidad.

Tomando en cuenta que la NOM35 está siendo implementada en Mexico para regular el clima organizacional, consideran que Proyecto Ernest contribuye a que el 1.5% de la población adulta mexicana que tartamudea, se integre desde sus fortalezas y habilidades con excelencia, sin ser considerados como discapacitados o incompetentes.

Creemos que las condiciones se transforman y no tienen porque quedarse con una calidad de vida carente y víctima. 

 

Version Digital NEO

NEO edición #246