Cómo prevenir pérdidas dentro de tu negocio

Por Gerardo Soto, director de ventas en Givex México

 

Las empresas son conscientes de que construir una fuerte relación de confianza con sus empleados es vital para el éxito. Desafortunadamente, algunos trabajadores no siempre actúan de forma ética.

Robos

 

Muchas empresas ni siquiera son conscientes de que están siendo robadas por sus empleados; a pesar de que es un panorama grave, existen formas para reducir el problema. Los métodos tradicionales como la vigilancia por video o la vigilancia personal de los accesos y salidas son eficaces hasta cierto punto.

 

El primer paso es detectar signos de robo que van desde cuentas de dinero mal emparejadas, anomalías en el inventario y artículos de oficina perdidos, hasta mantener un ojo en las constantes quejas de los clientes sobre irregularidades en sus facturas. Los empleados hacen parecer que los negocios van bien cuando la realidad podría ser muy diferente.

 

En algunos casos, los gerentes y los empleados parecen trabajar juntos para cometer fraude, por lo que se requiere de un sistema para exponer sus movimientos ilícitos. Algunas empresas optan por los puntos de venta (POS) como sistema de auditoría interna pues permite controlar cada uno de los procesos financieros (efectivo, cheques o tarjetas bancarias), el inventario en tiempo real y además no puede ser eludido.

 

Cada empresa necesita diferentes mecanismos de prevención o seguridad, pero con los avances tecnológicos es posible mitigar la incidencia de los robos a niveles muy bajos. Uno de los trucos para engañar a los sistemas de pago electrónico es el intercambio de contraseñas.

 

De igual manera, algunos empleados se aprovechan de las contraseñas para ganarle al sistema y extraer dinero, pero desvían la atención hacia alguno de sus colegas para que la sospecha no caiga en ellos. Ante ello, una recomendación puede ser que sólo haya un gerente con acceso a la contraseña de administrador por turno, para así gestionar mejor la seguridad.

 

Además, algo destacable es que los empleados que utilizan sistemas electrónicos para manejar dinero utilizan contraseñas para afectar al personal que no está relacionado con estas actividades.

 

La consultora PwC publicó el Estudio de Delitos Económicos en México 2018 que detalla que el 63% de las empresas mexicanas estiman que sus empleados son los principales operadores criminales en su contra. Es un hecho alarmante que también indica un fracaso en el enfoque de una cultura corporativa.

 

Basado en la investigación de PwC, los empleados deben ser conscientes desde la formación sobre la gravedad de los robos y cómo estas acciones pueden tener consecuencias negativas para el propio empleado, sus compañeros de trabajo, clientes, negocios e industria también. Una comunicación interna saludable ayuda a los trabajadores a representar plenamente el espíritu de la empresa y les anima a cooperar en lugar de hacer daño.

 

A veces las amenazas están en casa y cambiar los códigos de seguridad resulta ser  un procedimiento rentable. Los propietarios de las empresas tienen derecho a proteger sus activos financieros, porque el robo representa una pérdida y el objetivo es evitar las cifras rojas.

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 248
Webinar