Agua y Tecnología: Esperanza para la humanidad

Por Héctor E. Chagoya *

 

Desde 1992, el Día Mundial del Agua es celebrado cada 22 de marzo, en el cual se le conmemora como recurso y se busca aumentar la conciencia sobre que dos mil doscientos millones de personas viven en el mundo sin acceso a ella de manera segura, a fin de incitar a la reflexión sobre la importancia que tiene para el desarrollo social, económico y medioambiental del mundo


AGUA Y TECNOLOGÍA: ESPERANZA PARA LA HUMANIDAD
Imagen robert-s para Shutterstock

En este año, el día se enfocó a la reflexión sobre la relación indosoluble entre el agua y el cambio climático.

Sin duda alguna, el problema del agua es de escala global y, por este motivo, se han establecido once indicadores de desarrollo sostenibles con relación a este recurso natural:

•          Agua Potable

•          Servicios Sanitarios e Higiene

•          Tratamiento de agua

•          Calidad del agua

•          Eficiencia de uso de agua

•          Explotación del agua

•          Administración integrada de recursos acuícolas

•          Manejo de agua transfronterizo

•          Ecosistemas relacionados con agua

•          Cooperación internacional

•          Participación de los interesados

Para mejorar en los indicadores establecidos, se requiere la convergencia de políticas públicas y el trabajo comunitario, pero también de contar decididamente con innovación y soluciones tecnológicas que hagan posible resolver los problemas complejos y variados que representa el manejo del agua.

En el ámbito internacional, la importancia de la tecnología para el desarrollo sostenible, y en particular con relación al agua, ha sido detectado como uno de los factores mas relevantes para enfrentar los retos de nuestra sociedad de cara al futuro cercano.

Por ejemplo, la Organización Mundial para la Protección de la Propiedad Intelectual (OMPI) ha desarrollado una herramienta para facilitar la difusión de información de tecnologías útiles para el desarrollo sostenible que puedan aprovecharse para transferir la tecnología a otros países, denominada “WIPO Green”. Esta herramienta de difusión incluye una base de datos de tecnologías relacionadas con agua en ámbitos tecnológicos que incluyen purificación, eficiencia, tratamiento, almacenamiento y riesgos, en donde se pueden encontrar inclusive algunas tecnologías identificadas con el grado de desarrollo que tienen. Destacan 99 tecnologías identificadas con un “registro probado de uso comercial” en donde el líder es Israel con 69 y, en donde nuestro país aparece solamente con una para tratamiento de aguas municipales.

En México, la importancia del agua se ha reconocido desde hace décadas, y de hecho contamos con una institución dedicada a la investigación sobre este importante recurso: el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA). El IMTA, entre otros objetivos, se creó en 1986 para “contribuir a la gestión sustentable del agua a través del conocimiento, la tecnología, la formación de recursos humanos y la innovación.” El IMTA cuenta con decenas de patentes otorgadas en México en diversos ámbitos de la tecnología del agua y, sin duda, es un referente en soluciones tecnológicas prácticas para beneficio de nuestra sociedad.

En el ámbito doméstico, si bien las normas han ayudado a que la tecnología alcance nuestros hogares, principalmente para ahorro de agua mediante llaves ahorradoras o dispositivos de uso sanitario que reducen significativamente el uso de agua, la tecnología a nuestro alcance no tiene todavía un impacto que contribuya a mejorar nuestra cultura de manejo y consumo de agua; y que nos permita conocer fácilmente y en tiempo real cómo consumimos este preciado líquido; conocer su calidad en tales puntos como tinacos o cisternas, así como tecnologías similares que el internet de las cosas y otras tendencias tecnológicas transversales podrán irnos acercando poco a poco.

Mientras tanto, solo nos queda pensar y actuar en función de nuestra propia conciencia, reflexionando por ejemplo cómo podríamos sobrevivir a una contingencia sanitaria como la que actualmente azota a nuestro mundo: el virus Covid-19, si no tuviéramos acceso a agua con la calidad necesaria para apoyar las estrategias de contención de una pandemia de esta magnitud. La tecnología es un apoyo fundamental para esto, pero nuestro comportamiento en el uso responsable de este recurso es fundamental, y sin duda, ese es el objetivo de conmemorar el Día Mundial del Agua.

 

* Héctor E. Chagoya es socio y director de Patentes y Tecnología de BC&B

 

 

 

Version Digital NEO

NEO edición #246