Qué sí y que no hacer durante la cuarentena para cuidar el cutis

Algunos intentamos tener una rutina similar a la que seguíamos antes, sin embargo, erróneamente una gran parte de la población lo ha dejado a un lado al considerar que el cutis no sufrirá ningún daño al no salir de casa.


 Qué sí y que no hacer durante la cuarentena para cuidar el cutis
Imagen de: Syda Productions

 

Nuestra piel es el órgano más grande que tenemos y no debemos descuidarla, al igual que le cutis. Debemos recordar que, sin importar el encierro, seguimos expuestos a radiación ultravioleta, luz azul, luz visible y contaminación por nuestros equipos de cómputo, TV, etc. Además, de otros estímulos como el estrés por la situación actual o, en algunas personas, no tener una dieta balanceada, pueden afectarla provocando daños a nuestra salud. 

Pensemos que nuestra piel debe de tener un cuidado adecuado para verse saludable, fuerte y luminosa para nosotros mismos sin importar el que alguien más nos vea. Para lograr esta constancia y saber cuáles son las formas correctas de cuidar la salud de tu piel, la Dra. Claudia Aquino, dermatóloga y vocera para Vichy México, nos comparte estos consejos.

 

DO’S

  1. Aseo de cara - Debemos limpiar nuestro rostro en la mañana y en la noche. En la mañana hay que remover la grasa acumulada durante la noche y residuos de la actividad metabólica nocturna, para este paso se recomienda el uso de un Agua Micelar. En las noches es indispensable remover grasa, contaminación, maquillaje y suciedad acumulada, para esto puedes utilizar el Desmaquillante o unTónico Limpiador, para limpiar y reducir los poros abiertos.

 

  1. Utilizar un hidratante o humectante - Un hidratante se encarga de que nuestra piel absorba agua y no la pierda para mantener un aspecto saludable. Utilizar algún producto con ácido hialurónico es un excelente recurso, que ayude a tonificar, hidratar y fortalecer tu piel.

 

  1. Utilizar un antioxidante - El uso constante de un producto de skincare con Vitamina C, Vitamina E y/o Baicalina nos ayuda a combatir los radicales libres, prevenir el daño que genera la exposición a la radiación ultravioleta y luz visible, evitar pigmentaciones, e incluso retrasar y corregir signos de envejecimiento.

 

  1. Utilizar protector solar - El uso de un protector solar es indispensable siempre, no importa si estás al aire libre o no. Hay que elegir un factor de protección solar mínimo de 30 y fijarnos que también nos proteja contra la radiación UVA, la cual responsable de causar el envejecimiento en la piel. Hay que aplicarlo al final de nuestra rutina y reaplicarlo cada 3-4 horas, sobre todo si estaremos trabajando cerca de una ventana o pasamos mucho tiempo frente a un dispositivo electrónico. Vichy cuenta en su gama de productos con el protector solar Capital Soleil Matificante 3 en 1 para regular el sebo en la piel, Capital Soleil Anti-Manchas para prevenir y corregir manchas en la piel y Capital Soleil Anti-Edad para reducir líneas de expresión en el rostro y darle más luminosidad.

 

  1. Utilizar mascarillas - Podemos intentar una o dos veces por semana el uso de mascarillas hidratantes o astringentes dependiendo de nuestro tipo de piel. Para las mixtas a grasas se puede utilizar una purificante que ayude a limpiar los poros y para una piel normal a seca una que nos brinde hidratación. En este sentido Vichy cuenta con la Mascarilla Mineral Purificante, la cual reduce poros, matifica y elimina impurezas, y si se busca hidratación ofrece la Mascarilla Mineral Hidratante y para iluminar el rostro la Mascarilla Iluminadora Doble Peeling.

DON’TS

 

  1. No lavar la cara – Recuerda que nuestra piel no permanecerá limpia aunque nos quedemos en casa; las bacterias, las impurezas y las células muertas seguirán manifestándose en tu rostro, lo cual provocará que el cutis tenga un exceso de sebo y salgan brotes o espinillas. Por ello lava tu cutis. 
  2. Uso de mascarillas caseras o de alimentos - Al no tener ningún sustento científico que las avale, puede haber reacciones alérgicas o de dermatitis por contacto. Además de que el uso tópico de ciertos alimentos puede resecar demasiado tu piel lo cual, a largo plazo, puede provocar un envejecimiento prematuro.

     3.Dormir por pocas horas o desvelarse–  El no dormir suficiente va a tener un efecto negativo en nuestra piel, porque va a impedir que suceda la regeneración celular de nuestro cuerpo de una forma adecuada; además este mal hábito provoca la deshidratación y en muchas ocasiones, el estrés, lo cual causa la aparición de signos de la edad en una edad temprana.

 

  1. Mala alimentación – Uno es lo que come, y los alimentos también son una parte fundamental en la salud de nuestra piel, por eso es que te sugerimos que incluyas una gran variedad de frutas y verduras, así como granos que aporten antioxidantes a tu cuerpo y así, puedas lucir una piel radiante acompañada de una excelente rutina de skincare
  1. Uso Excesivo de dispositivos electrónicos: - Piensa que cada vez que estás frente a la computadora o tu celular es como si estuvieras recibiendo luz directamente a tu piel que la daña por dentro y por fuera. Por eso debes limitar el uso de estos dispositivos y siempre utilizar protector solar con un FPS mínimo de 30, además de reaplicar cada tres o cuatro horas.

 

Ahora más que nunca, nuestra salud debe de ser una prioridad para todos y los hábitos que tengamos hoy hablarán de nosotros en el futuro. El correcto cuidado que le damos al órgano más grande de nuestro cuerpo (la piel y el cutis), se verá reflejado en un rostro más luminoso, saludable y fortalecido.

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar