El nuevo camino de la sustentabilidad

Por Gabriel Serber, director de Compromiso Social y Desarrollo Sustentable de Arcos Dorados

Capacidad de adaptación, agilidad, flexibilidad. Todos los que trabajamos en grandes organizaciones estamos muy acostumbrados a responder a estas premisas, pero en los últimos meses han tomado más relevancia que nunca. Muchas industrias como la nuestra, ya contaban con medidas para proteger la salud de sus empleados y clientes; y aun así se vieron en la necesidad de reforzarlas y hasta repensarlas. Así lo hicimos en Arcos Dorados, y adaptamos el 100% de la operación a nuevos lineamientos que garantizan la máxima seguridad para prevenir el contagio del virus.

Papas

El mundo cambió, y desde la perspectiva de las empresas, nos enfrentamos a consumidores que también han adquirido una nueva mirada, a un público que ya es diferente. El consumo responsable se volvió más protagonista; y las acciones de impacto social y ambiental tomaron absoluta importancia para los negocios.  En un escenario que todavía se piensa con incertidumbre y frente a un futuro lleno de preguntas, las compañías deben adoptar un rol fundamental para seguir generando ese cambio, liderarlo y hacer de la realidad pos pandemia una mucho más sustentable.

Desde Arcos Dorados, tenemos la visión de generar impacto positivo en los mercados en los que operamos y los proyectos sustentables inmersos en el corazón del negocio. Así lo planteamos en toda nuestra operación, y junto a los proveedores con quienes trabajamos para implementar programas de reducción de la huella de carbono en la producción de la materia prima. En el último año, a través del programa CDP Supply Chain y las iniciativas compartidas, logramos reducir 3 millones de toneladas de CO2, un equivalente a 640.000 autos circulando 365 días.

Nuestro compromiso con el medio ambiente, también es una parte importante de la  experiencia que viven los clientes en los restaurantes, y lo confirmamos cuando dejamos de entregar sorbetes en toda América Latina y el Caribe. Hoy estamos orgullosos de anunciar que, a pesar de los desafíos, en la primera mitad del 2020 logramos eliminar casi 150 toneladas de plásticos de un solo uso. Gracias a proyectos como la quita de los sorbetes, la remoción progresiva de las tapas de las bebidas, y la modificación de materiales en los empaques, entre otros, estamos alcanzando las 1.500 toneladas reducidas en los últimos dos años.

El consumo de materiales de corta vida útil es una de las tantas problemáticas con las que convivimos en nuestro día a día. En un contexto en el que estamos repensando la normalidad, queremos apoyarnos en nuestra gran escala para expandir la responsabilidad y crear entre todos el nuevo camino de la sustentabilidad. Hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente, y todos los días, seamos conscientes de nuestro planeta, porque tenemos uno solo y es tarea de todos cuidarlo y respetarlo.

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar