El nuevo paradigma del trabajo remoto

Por José Luqué, Country Manager, Infor México

A medida que el mundo regresa a sus actividades después del confinamiento a causa de la pandemia, las organizaciones evalúan como garantizar que el regreso al trabajo se realice en forma segura y eficiente. Para muchas empresas, el retorno será más simbólico que físico, ya que el beneficio de ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar en forma remota es demasiado obvia para ignorarla.

Digital

En una comunicacion reciente, a sus empleados, el CEO de Twitter Jack Dorsey sugirió que podrían continuar trabajando en forma remota para siempre. "Si nuestros empleados tienen un rol y situación que les permite continuar trabajando desde casa y desean hacerlo, haremos que sea así. En caso contrario, seguirán siendo bienvenidos en nuestras oficinas, con algunas precauciones adicionales, cuando consideremos que es seguro volver”

Esta tendencia está ganando fuerza, ya que otras empresas como Google, Facebook, Microsoft, entre otras, han comunicado formalmente su intención de extender la política de trabajo remoto (algunas hasta fin del año).

En este momento el genio salió de la botella

Los expertos anticipan un cambio en los acuerdos de trabajo flexible, ya que la pandemia generó un experimento social con beneficios para ambas partes, tanto para los individuos como para las empresas. “Una vez que lo probaron, desearán continuar así”, afirma Kate Lister, presidente de la consultora Global Workplace Analytics. Las personas han reportado una mejora en la calidad y cantidad de trabajo, mientras disfrutan la flexibilidad de intercalar las tareas domésticas con las profesionales. Y las empresas han reportado un ahorro promedio de USD 1100 al año por cada trabajador en los EEUU. Todo esto acelera la tendencia hacia la transformación digital de todas las industrias.

Estrategia a corto mediano y largo plazo

Hasta que se invente una vacuna o que el virus detenga su impacto, muchas empresas se verán forzadas a considerar nuevas formas de trabajar. Existía una presunción inicial que estos eran solo retos temporales, que eventualmente se volvería a la normalidad, pero la realidad está demostrando que será un cambio más a largo plazo para el personal y los lugares de trabajo. Es, por lo tanto, importante considerar estrategias que crearán la base para una interacción digital que se desarrollará a lo largo del tiempo.  Esto debe incluir cambios culturales proactivos, re-imaginar el diseño organizacional, revaluar roles y responsabilidades y la adopción de nuevas tecnologías que permitan esta nueva característica del negocio. Las prácticas tradicionales simplemente no serán suficientes para sobrevivir y crecer en el mercado post pandemia.

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar