El reto de un planeta con millones de habitantes

Por Gianni Canneti, director general y Country Manager de Yara en México

 

Si queremos romper con la predicción de Malthus y hacer frente a la creciente demanda global de alimentos, primero debemos solucionar el desafío de producir más con menos, y para ello, necesitamos comenzar por practicar una agricultura sostenible.

El reto de un planeta con millones de habitantes
Gianni Canneti, director general y Country Manager de Yara en México

Muchos reconocen la importancia de la relación entre la sociedad y la agricultura. El mismo Thomas Malthus (uno de los primeros demógrafos en la historia) expuso su teoría sobre el crecimiento exponencial de la población y la paulatina producción agrícola, con un desenlace algo sombrío, en el cual nuestro planeta no podría ofrecer alimento suficiente para todos sus habitantes.

 

Con el paso del tiempo, esa hipótesis se ha inclinado a un lado y otro de la balanza, pues el autor no consideró algunas innovaciones que hoy son esenciales para todos: las prácticas agrícolas sustentables, los fertilizantes de última generación y las herramientas digitales de precisión, es decir, la tecnología aplicada para aumentar la producción en los cultivos.

 

De acuerdo con datos de la ONU, la población mundial crece a un ritmo de 83 millones de personas al año y aun tomando en cuenta la disminución de la fertilidad, las proyecciones apuntan a un estimado de 8,600 millones de personas para el 2030; 9,800 millones en 2050, y 11,200 millones en 2100.

 

Este panorama plantea un gran reto para los trabajadores dedicados a la agricultura pues, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que para el 2050 tendremos que producir un 70% más de comida, demandado un cambio en el modelo actual de producción.

 

Como bien dice la popular frase “el futuro es hoy”; estamos aún a tiempo de implementar procesos mucho más eficientes y amigables con el ambiente, sobre todo en lo que respecta a la agricultura, ya que los modelos convencionales son responsables, en gran medida, por la emisión de gases de efecto invernadero, la degradación de los suelos y la pérdida de biodiversidad. 

 

Si queremos romper con la predicción de Malthus y hacer frente a la creciente demanda global de alimentos, primero debemos solucionar el desafío de producir más con menos, y para ello, necesitamos comenzar por practicar una agricultura sostenible, que brinde mejores rendimientos por área cultivada, tarea que nos facilitan los fertilizantes minerales, gracias a los cuales hoy se produce la mitad de los alimentos en todo el mundo.

 

En la conmemoración del Día Mundial de la Población es importante recordar que esta fecha fue establecida con la intención de atraer la atención y concientizar sobre los problemas demográficos a los que nos enfrentamos como humanidad. En la agenda de todos los líderes mundiales, las instituciones y de la sociedad en sí, debe hallarse como prioridad el desarrollo sostenible en pro de un mundo más sano que asegure un mejor futuro para todos.

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar