Recobrar hábitos adecuados de Nutrición

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, 88% de los países del planeta presentan formas inadecuadas de alimentación, mismas que se manifiestan con problemas de obesidad, diabetes, desarrollo insuficiente del sistema inmunológico o tallas bajas, situación que afecta significativamente en la calidad y esperanza de vida de la población. Tan sólo en México  El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) menciona que 1 de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad.


Recobrar hábitos adecuados de Nutrición

Cada 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación  y la Agricultura (FAO), con objetivo de concientizar a la sociedad sobre el problema alimentario mundial y fortalecer las acciones en la lucha contra la desnutrición, el hambre y la pobreza.

Bajo ese contexto, Atún Dolores invita a seguir las recomendaciones de especialistas en Nutrición, para inculcar en los menores de edad buenos hábitos de consumo desde casa en las primeras etapas de su vida, para prevenir enfermedades y favorecer un mejor estado de salud en su vida adulta.

Además de que una adecuada nutrición es la base del crecimiento y un óptimo desarrollo de niños, niñas y adolescentes, al prevenir enfermedades y favorecer un mejor estado de salud para su vida adulta.

Algunos especialistas indican maneras muy sencillas de empezar a inculcar estas buenas costumbres alimenticias desde los más pequeños de la casa. Por ejemplo, de acuerdo con la Dra. Julia Salinas, especialista en Nutrición Clínica, para que desde casa incentivemos a que un niño acepte un alimento saludable, da cuatro recomendaciones:

1-¿Qué va primero, la ensalada o el plato fuerte? la ensalada es lo principal, pues facilita la digestión de la proteína y los cereales.

2-Motivar al pequeño a involucrarse en la cocina, pues generar una interacción con la comida es vital para familiarizarlos con los ingredientes.

3-Siempre  adicionar verduras. La mitad de cada plato debe incluir cualquier ingrediente del reino vegetal.

4-Impulsar la actividad física y reducir las prácticas sedentarias en niños y niñas.

5-Ser creativo en sus comidas: Un menor necesita probar al menos un alimento en 10 presentaciones diferentes para que pueda aceptarlo.

Actualmente las familias buscan alimentos versátiles que contribuyan al objetivo de adoptar una dieta equilibrada, sin sacrificar el sabor y hoy es muy sencillo lograr una nutrición balanceada si se combinan los alimentos indicados en porciones adecuadas.

Se deben de considerar alimentos de los tres grupos (Frutas y Verduras, Cereales y Tubérculos, Leguminosas y Alimentos con proteína) en cada tiempo de comida, así como privilegiar las verduras y frutas con cáscara y crudas, pues éstas ayudan a reducir la densidad energética de la dieta y complementar con el consumo regular de agua simple potable y buenas prácticas de higiene para preparar, servir e ingerir los alimentos.

Incluir proteínas de alto nivel biológico como el atún, por su gran fuente de vitaminas y minerales para fortalecer huesos y músculos, y sus ácidos grasos Omega-3 que ayudan a un adecuado desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.

Además de acuerdo con un estudio realizado por Pesca Azteca -empresa líder en el ramo atunero en México- el selenio en el atún contrarresta los efectos del mercurio que contiene naturalmente este pescado, lo cual hace del atún una opción muy saludable y permite que la población aumente su consumo de mariscos con mayor confianza.

Version Digital NEO

Revista digital #254

 

Cotiza en linea