Meditación y sueño

 

Por Roxana Castaños

 

Hoy el tener un sueño reparador es todo un reto.

 

El insomnio se ha convertido en uno de los desórdenes más comunes en estos tiempos.

 

Roxana Castaños
Roxana Castaños. Foto: cortesía. 

 

Este momento en el que el propósito es descansar, desconectarnos y dormir profundo se ha vuelto un reto para muchos, la razón principal por la cual el descanso profundo se ha convertido en una experiencia casi imposible es la incapacidad para controlar y dirigir a nuestra mente.

 

Para la mayoría de las personas el funcionamiento y naturaleza de la mente es un tema prácticamente desconocido y esto los inhabilita para dirigirla hacia su mayor beneficio.

 

La mente es nuestra herramienta más poderosa, nuestros pensamientos están siempre cobrando vida en algún nivel, si nuestra mente está saturada, agitada, llena de pendientes, estrés y temas sin resolver, esto va a afectar directamente la calidad de nuestro sueño y al no tener un sueño reparador se verá afectada nuestra salud, mental, física y emocional.

 

El descanso es indispensable para el buen desempeño de nuestro sistema nervioso, uno de los sistemas más importantes y complejos del cuerpo humano cuya tarea es regular el funcionamiento de los demás órganos y sistemas, si nuestro sistema nervioso colapsa se desencadenan síntomas y crisis mentales como ataques de ansiedad generalizada, ataques de pánico, depresión y enfermedades físicas causando estragos en nuestro sistema inmune, en nuestra presión sanguínea pudiendo provocar hipertensión, problemas gastrointestinales, desajustes hormonales, migrañas y muchos desordenes más que afectan a nuestra vida de manera importante.

 

Por todo esto es indispensable darle la atención suficiente a la calidad de nuestras horas de descanso y la meditación puede ser nuestra mejor aliada, es el eentrenamiento de la mente, el conocimiento de la naturaleza de la misma y la práctica que nos ayuda a dirigirla.

 

Si nosotros aprendemos a entender su naturaleza, entonces podremos aprender a controlarla, ella está activa todo el tiempo, recibe y almacena información y con ésta percibe una realidad a la cual nosotros le damos poder, pero no quiere decir que sea real, nos dejamos llevar por pensamientos ilusorios que generalmente nos quitan la paz.

 

Al aprender a dirigir a nuestra mente también aprendemos a vivir el presente evitando juicios e interpretaciones lo cual nos da claridad.

 

¿Que meditación recomiendo para cerrar nuestros días y poder descansar profundamente?

 

Yo le llamo: 5 minutos de paz!

 

Con 5 minutos de meditación diaria al terminar nuestros días podemos empezar a sentir la diferencia.

 

Consiste en sentarnos en un espacio tranquilo en donde no nos vayan a interrumpir.

 

Postura: Sentarnos derechitos, enderezar nuestra espalda, abrir nuestro pecho y dejar caer la barbilla en su lugar, nuestras manos van sobre nuestras rodillas con las palmas hacia arriba.

 

Práctica: Cerramos nuestros ojos y comenzamos a hacernos conscientes de nuestro presente observando nuestra respiración sin controlarla, observando como percibimos el espacio en el que estamos, la temperatura, observando también las sensaciones de nuestro cuerpo sin juzgarlas y nuestros sentimientos y emociones las observamos sin juicios ni resistencia. Nos quedamos unas respiraciones en este estado de presencia consciente mientras comenzamos a visualizar una luz blanca que cae sobre nosotros como una cascada, nos damos cuenta de cómo va limpiándonos, llenándonos de paz y tranquilidad…

 

Visualización: Dejamos llegar a nuestra mente cada momento de nuestro día mientras inhalamos nuestra energía de cada uno de estos momentos y en cada exhalación nos liberamos de todo lo que no podemos controlar…

 

Una vez más, Inhalamos nuestra energía de cada momento de nuestro día y exhalamos todo aquello que no nos corresponde SOLTANDO el control, liberando las tensiones de nuestro cuerpo en cada exhalación sintiéndonos libres y relajados.

 

Después de algunas respiraciones nos sentiremos muy relajados y nuestra mente estará lista para descansar, entendiendo que es lo mejor que podemos hacer en ese momento.

Para cerrar nuestra práctica damos unas ultimas respiraciones conscientes agradeciendo nuestro día, inhalando y exhalando gratitud y mandando todo nuestro amor a la humanidad, con una sonrisa disfrutando de la quietud y tranquilidad del cierre de un gran día abrimos nuestros ojos.

 

Estos 5 minutos nos van a permitir aquietar a nuestra mente, soltar el control y relajarnos para que nuestro sueño sea realmente reparador.

Aunado a nuestra práctica les voy a recomendar algunos hábitos que apoyan a un buen resultado.

 

HÁBITOS PARA LOGRAR UN SUEÑO PROFUNDO Y REPARADOR

 

  1. Cena ligero
  2. Date entre 45 min a 1hr para cerrar tu día
  3. Regálate ese momento para ti, para relajarte y prepararte para descansar.
  4. Prende una un incienso o aromaterapia para relajarte y limpiar la energía acumulada durante el día.
  5. Haz tus 5 minutos de meditación
  6. Escribe 5 agradecimientos del día
  7. Date 30 min para leer, escribir, dibujar o cualquier actividad creativa que requiera de toda tu atención y no incluya pantallas.
  8. Tomate un té de toronjil o lavanda
  9. No veas tu teléfono ni ninguna pantalla por lo menos 30 min antes de dormir y menos lo hagas en un espacio oscuro.

 

Si integras estos hábitos en tu día a día muy pronto estarás disfrutando de un descanso profundo que te ayudará a mejorar tu salud integral.

 

¡Mucho amor para todos!

Version Digital NEO

Revista NEO 264, Reputación Corporativa, es una Economía de Intangibles

 


Escucha en linea

 

Cumbre Reputación Corporativa on demand